Leyenda del Caballero Sol V1C08: “No actúes de forma sospechosa mientras llevas una capa”

The Legend of Sun Knight (La leyenda del caballero Sol) Volumen 1: Una introducción a la teoría del caballero.

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

________________________________________________________________________________________________________
Capítulo 8 – Regla #8: “No actúes de forma sospechosa mientras llevas una capa” – Traducido al español por wiiknight, lectura y edición por miko y little_cris. Con la colaboración especial de BJVS.

Grisia, si no eres elegido  como Caballero Sol, ¡puedes ser un sacerdote, no sería tan malo! Así podrías ayudarme a curar mis heridas en el futuro.

Me senté en la cama repentinamente. Acababa de tener un sueño, uno que trajo consigo memorias largamente enterradas. Incluso vi un rostro serio que no se había aparecido en mucho tiempo.

Roland siempre fue muy serio, inclusive luciendo serio cuando estaba animando a otros. Había observado mis habilidades cuidadosamente y sugirió una carrera alternativa especialmente para mí. Y había tomado sus palabras en serio, preparándome para ir a la Iglesia y ponerme en camino para ser sacerdote, en caso de que no me escogieran como Caballero Sol.

Incluso si no podía ser el Caballero Sol, ser un sacerdote junto a él no sería tan malo. Si Roland fuese escogido como Caballero Sol, sería mucho mejor.

Roland y yo nos conocimos en el Templo Sagrado durante los exámenes para ser el Caballero Sol. Cuando sólo quedaban diez candidatos, todos se odiaban como si fueran enemigos jurados, pero yo me llevaba muy bien con Roland.

Roland era muy fuerte y era el candidato más prometedor de todos y yo estaba al tanto de que mi habilidad con la espada era la peor de todas. ¡Probablemente sólo podía esperar que un milagro sucediera para tener oportunidades de ser escogido Caballero Sol!

En un ambiente tan competitivo y lleno de odio, sólo los candidatos con mayores y peores posibilidades podían convertirse en amigos.

Aunque nuestro lazo de amistad quedó destrozado el día que el Caballero Sol, quien luego se convertiría en mi maestro, anunció que me había escogido como sucesor…

“¿Por qué fui escogido?” El entonces pequeño yo dio un paso adelante demasiado aturdido para mirar al Caballero Sol de entonces, ya que la posibilidad de ser escogido nunca cruzó mi mente.

“Bueno, tal vez será por tu hermoso cabello rubio,” rió mi maestro bromeando. Al escuchar su respuesta, mi corazón prácticamente se congeló, entumecido por el sentimiento de que había ganado con trampas. Aún así, no me atreví a decir que renunciaría a la posición y que me gustaría que Roland tomara mi lugar.

Yo también quería convertirme en el Caballero Sol, ¡y mucho!

Cuando finalmente volteé para mirar, Roland ya se estaba marchando antes de que tuviera la oportunidad de ver su expresión. Iba alejándose muy rápido, marchándose sin la más mínima pista de reticencia y sin demostrar intención alguna de regresar para felicitarme. Por suerte, dada la situación en ese momento, era bastante afortunado de que no regresara y me cortara en trocitos. Los otros candidatos me miraban como si estuvieran tratando de convertirme en queso suizo con sus penetrantes miradas.

“¿Me odias, Roland?” enterré mi rostro entre mis manos, murmurando. “¿Has venido a cazarme por odio? ¿Pero cómo moriste? Me refiero, eres Roland, el mismo Roland que podía derrotar a un adulto a la edad de diez años”.

Luego pensé en el tercer hijo del Barón Gerland y en la posibilidad de que el príncipe heredero estuviese detrás de todo esto, finalmente tuve una idea de lo que estaba pasando. No importa cuán fuerte sea, no había forma de que Roland fuera sólo en contra del gobernante de un país. Ni siquiera el Caballero Sol podía destronar al gobernante de un país a menos que el país fuese a oponerse a toda la Iglesia del Dios de la Luz y comenzara una guerra al todo-o-nada entre ambos.

¿Pero acaso no acabo de declarar que mi meta era vengar a Roland…? ¡Hmm! Debería investigar más las cosas antes de comenzar a hablar de venganza, pensé con la imagen de un avestruz que entierra su cabeza bajo la arena.

En cuanto a investigar a la familia real, debo consultar con el Caballero-Capitán Tormenta, ya que se pasa todo el día coqueteando con las mujeres aristócratas y desentrañado románticos poemas con los hijos de los nobles. Definitivamente debe saber muchos secretos.

¡Las acciones hablan más fuerte que las palabras y los pensamientos! Pasé la siguiente hora peinando mi cabello, lavándome el rostro y arreglando mi apariencia antes de salir de mi habitación y buscar por todo el Templo Sagrado por el Caballero Tormenta. Finalmente, en medio de un corredor, intercepté al Caballero Tormenta cargando con una alta pila de documentos.

Pregunté sin titubear, “Hermano Tormenta, ¿puedes ayudar a Sol?”

“¿Puedo rehusarme?” Caballero Tormenta preguntó con oscuros círculos bajo sus ojos. Mirando la altura de los papeles en sus manos, deduje que, probablemente, por el bien de mantener la reputación del despreocupado Caballero Tormenta, no tuviera otra opción más que escapar de otra reunión. Siguiendo ejemplos anteriores, la montaña de trabajo acumulado durante mis vacaciones debió ser pasada a él.

“Esta es una orden del líder de los Doce Caballeros Santos.”

“…Vamos, dilo”

“Por favor, ayuda a Sol a investigar quién entre los nobles tiene predilección por torturar a otros – que el Dios de la Luz perdone a esos corderos que han perdido el camino.”

“Si es sólo eso, entonces puede decirte sin necesidad de investigar. Alrededor del 80% de los nobles tiene ese pasatiempo,” dijo el Caballero Tormenta mientras me lanzaba miradas desdeñosas.

“¿Tantos?” Estaba algo sorprendido por esto. ¿Es posible que torturar a otros en una habilidad fundamental para los nobles?

“Por supuesto, son aristócratas después de todo.”

“Entonces… ¿hay alguno que haya perdido el camino aún más, quien no sólo haya abrazado el camino de la tortura, sino que haya abrazado con más fuerza estas actividades que el Dios de la Luz no tolera, como torturar a alguien hasta la muerte?”

Al escuchar esta pregunta, Tormenta me miró extrañado, pero aún así respondió honestamente, “nadie realmente admitiría tener el pasatiempo de torturar a otros hasta la muerte. Pero Sol, si realmente quieres saber, hay una buena cantidad de rumores sin confirmar…”

“¡Entonces dime!” le animé. Originalmente pensé que sólo habría unas pocas personas. Sin embargo, Tormenta mencionó diez o más nombres y aunque consideraba tener una memoria bastante decente, sólo pude memorizar un puñado de ellos.

“…Barón Gerland y el rey también tienen ese tipo de rumores.”

Dudé un segundo, pero pregunté de todas formas. “¿Qué hay sobre el príncipe heredero?”

“No, realmente no he escuchado nada sobre el príncipe heredero teniendo esa clase de pasatiempos. De entre los nobles, el príncipe heredero es considerado el hombre más honesto y limpio.” Tormenta se encogió de hombros y agregó, “por supuesto, también puede ser que esté haciendo un trabajo particularmente bueno al esconder sus secretos. Aunque en la superficie el príncipe heredero luzca como alguien de quien puedes aprovecharte fácilmente, él podría ser el tipo de persona que es un clásico lobo-con-piel-de-cordero. ¿De otra forma, como podría controlar al rey?”

Lo presioné más con el interrogatorio. “En ese caso, ¿nestarías sorprendido si el príncipe heredero hubiese torturado a alguien hasta la muerte?” Tormenta me miró aún más extrañado, pero aún así asintió como respuesta.

Asentí de espanto. “Eso es todo lo que necesito saber. Que el Dios de la Luz te bendiga con su presencia, hermano Tormenta.”

Tormenta asintió y mientras se marchaba, escuché como murmuraba para sí mismo, “qué inusual por parte de Sol estar hablando tan sencillamente hasta el punto de que podías entenderlo en el mismo instante en que pronunciaba las palabras. No tuve que desperdiciar poder mental en descifrar lo que estaba tratando de decir. ¡Inconcebible!”

Mientras paseaba con los brazos cruzados, analizaba la información en mi interior. Hay diez o más personas en la lista de sospechosos, pero ya que la situación está relacionada con el tercer hijo del Barón Gerland quien juró lealtad al príncipe heredero, los sospechosos pueden ser reducidos al Barón Gerland, el príncipe heredero y a su Majestad el rey. Aunque haya jurado lealtad al príncipe heredero, si el rey le diera una orden, entonces aún podría forzarlo.

La razón por la que no sospecho del tercer hijo del Barón Gerland en persona es porque trajo a dos caballeros para que lo ayudaran a eliminar el cuerpo. Para todos los caballeros la reputación es muy importante, por lo que si lo hubiese hecho él, entonces habría eliminado el cuerpo por sí solo y no habría permitido que otros dos caballeros supieran sobre su acto de torturar a alguien hasta la muerte.

Pero también, ¿es posible que estos tres lo hayan hecho juntos?

“¡No!” Inmediatamente aparté este pensamiento. “Roland es demasiado poderoso. No hay posibilidad de que esos tres lo hayan podido derrotar por sí solos.”

“Parece que has hecho progresos en tu investigación.” Salté alarmado. Cuando volteé, vi que la voz pertenecía al Caballero-Capitán Juicio.

“¿Así qué, Roland, es el nombre del Caballero de la Muerte?” Juicio me miró intensamente, como si pudiera adivinar la respuesta por mis expresiones faciales.

Estoy comenzando a entender cómo es capaz de coaccionar a los criminales a decir la verdad. Realmente merece el título de Juicio, ser capaz de deducir que Roland es el Caballero de la Muerte sólo por esa oración.

“¿Tienes conexiones con ese Caballero de la Muerte? Pero nunca te he oído mencionar ese nombre antes. ¿Es alguien que conoces de tiempo atrás?” Err… Aún no he dicho nada, ¿Verdad? ¿Por qué tengo el presentimiento de que Juicio conoce cada pequeño detalle? ¡Qué miedo!

“Ayer, Flama se encontró al Caballero de la Muerte y a alguien que llevaba ropas completamente negras.” Al decir esto, Juicio me miró casualmente y dijo, “No pareces sorprendido. Entonces, ¿ya lo sabías? Pero la reunión de los Doce Caballeros Sagrados acaba de finalizar y Flama salió después de mí, así que no deberías haberlo oído de él, aún.”

“…” Supongo que no necesito responder para que Juicio deduzca todas las respuestas por sí solo en un minuto.

Probablemente vio que no tenía intenciones de responder, así que Juicio dejó de cuestionarme y sólo explicó. “De acuerdo al recuento de los eventos de Flama, ese Caballero de la Muerte parece estar a punto de convertirse en un Señor de la Muerte, así que estoy planeando despachar la mitad de las fuerzas del Templo Sagrado en su busca dentro de la ciudad. El Papa también acordó mandar la mitad de los sacerdotes de la Iglesia para asistir en la búsqueda. No podemos permitir, bajo ninguna circunstancia, que un Señor de la Muerte nazca.”

¡Entonces el destino de Roland es morir quemado en una estaca! Forzosamente suprimí mi ansiedad y traje a flote mi dignidad como el Caballero Sol la cual no he mostrado en años. Dije secamente, “encargarse de los no-muertos cae bajo la responsabilidad del Caballero Sol. Caballero-Capitán Juicio, creo que se ha salido de su jurisdicción.”

“Lo lamento mucho, Caballero-Capitán Sol. Estaba bajo la impresión de que estaba de vacaciones y que esta situación con el Caballero de la Muerte no puede extenderse por más tiempo, tenía que actuar según mi parecer. Si quiere tomar nuevamente el control, entonces por favor cancele tus vacaciones. Como recordatorio, aún le quedan dos días para su investigación,” Juicio respondió de forma calmada.

Cuando terminamos de hablar, se volteó para marcharse, pero en cuanto me pasó, dijo en voz baja, “Desde nuestra niñez, ¿Cuántas veces me has obligado a salir de mi jurisdicción por ti? Ayúdame a pelear, ayúdame a investigar, ayúdame a golpear a los que me molestan – ¿Quién es el que ha estado haciendo todos estos pedidos?”

Err… eso suena como algo que el “joven e inmaduro yo” diría.

“Sin importar quién pueda ser Roland, prevenir que un Señor de la Muerte nazca debe ser uno de los principios que te guíen, ¿verdad, Caballero Sol?

“Sí, ese es uno de los principios básicos del Caballero Sol,” Admití asintiendo. Es sólo que Grisia tiene sus propios principios, también.

Al escuchar mi respuesta, Juicio finalmente asintió y se marchó.

Ya no queda mucho tiempo. En el mayor nivel de eficiencia, la Iglesia y el Templo Sagrado aún necesitarán medio día para reunir a la mitad de sus fuerzas y agruparlos en pelotones para mandarlos a investigar cada distrito. En esta ventana de medio día, debo encontrar a Roland y esconderlo en la casa de Pink. Confío en que Pink pueda esconder a Roland debidamente.

Estando en gran sintonía con auras oscuras, encontrar a Roland en medio día no debería ser demasiado difícil siempre y cuando no esté escondido en algún lugar muy inusual.

Regresé a mi habitación para recoger la Espada del Caballero Sol y colocarme mi cautelosa capa, llegué no mucho tiempo después al centro de la ciudad, el cual resulta ser la plaza más grande de la ciudad. Entonces, pretendiendo ser un viajero cansado, me senté en el borde de la fuente central.

Bajo la sombra de la capa, sostuve la Espada del Caballero Sol. El puro elemento sagrado de la espada me hace aún más sensible a las auras oscuras.

Con ambos ojos cerrados, sentí todas las auras oscuras de la ciudad Brote de Hoja. Exactamente como cada ciudad tiene lugares llenos de oscuridad, toda persona está destinada a tener retazos de oscuridad en su ser. Pero esa cantidad es mínima en las ciudades y los ciudadanos normales. Generalmente, ellos brillan con todo tipo de elementos, tal vez un poco de elemento-fuego por aquí y un poco de elemento-agua por allá. Solo aquellos que entrenan algún tipo de habilidad tienen una mayor concentración de algún elemento en particular. Por ejemplo, magos que estudian la magia de fuego están destinados a tener niveles anormalmente altos de elemento-fuego en sus cuerpos.

Examinando los elementos componentes de su interior, puedo deducir con bastante acierto a qué se dedica capa persona la primera vez que los veo.

Por fortuna, mi habilidad para sentir elementos no es normal, hasta el punto de que puede considerarse un extraño don innato. Aunque los que no hayan nacido con él pueden aprenderlo, el resultado generalmente no es tan bueno.

El hecho de que poseo esta habilidad es conocida solamente por mi maestro y mi maestro me advirtió muy duramente que no divulgara este secreto. También me prohibió utilizarla a menos que sea extremadamente necesario.

Eso es porque esta habilidad es muy terrible, ya que la composición de todos es única y no puede cambiarse de manera significativa en poco tiempo. Así que, en cuanto reconozca la composición elemental de alguien puedo rastrear su ubicación. Además, como mencioné antes, puedo decir que elementos posee uno desde la primera vez que nos conocemos, hasta el punto que puedo saber si lleva algún objeto encantado y el poder aproximado de ese accesorio.

Si los demás averiguan que puedo ver sus habilidades claramente, no sería realmente favorable para mí.

Es más, desde que me convertí en el Caballero Sol, mi habilidad para sentir elementos se ha embotado, ya que mi propio elemento sagrado se ha convertido en el predominante y siempre interfiere con mi habilidad para sentir los demás elementos. Mi habilidad para sentir los elementos sólo se ha vuelto más fuerte hacia un elemento en particular y es precisamente el opuesto a mi elemento sagrado: ¡Oscuridad!

Efectivamente sentí una buena cantidad de elemento-oscuridad alrededor de la ciudad, aunque la cantidad no era demasiado alta. Ciudad Brote de Hoja es relativamente limpia y fresca comparada con otras ciudades.

Continué expandiendo y expandiendo mi área de búsqueda, comenzando por las calles de la plaza y extendiéndola en todas direcciones. Busqué en oscuros callejones, destartaladas casas viejas y establos de caballos llenos de raciones y forraje, pero aún así no podía encontrar rastros de Roland.

¿Dónde se ha escondido? Su elemento-oscuridad es extremadamente fuerte, no hay forma de que no haya podido encontrarlo.

Podría ser que… miré a mis espaldas, dudando. No muy lejos se levantaba el lugar más importante de todo el país, el palacio imperial.

El palacio podía considerarse como el lugar más oscuro de toda la historia. Aunque dentro de sus muros haya muchos honorables caballeros, hay incluso más aristócratas cuyos corazones son más oscuros que el negro. Guiándome solamente por las palabras de Tormenta, de que el 80% de la nobleza tiene el pasatiempo de torturar a otros, uno puede decir que el palacio imperial es definitivamente el lugar más sórdido de la ciudad Brote de Hoja.

Podía sentir que todo el palacio estaba encerrado por nubes de oscuridad. Si Roland estuviera escondiéndose ahí, definitivamente no lo notaría.

Realmente no quiero extender mis sentidos dentro de esa masa de oscuridad… pensé acongojado. Pero, no podía encontrar a Roland por ningún lugar y ese era el único lugar que quedaba sin buscar.

Una vez más cerré mis ojos y de mala gana extendí mis sentidos hacia el palacio imperial.

Poco después, volví a abrir mis ojos. ¿Cómo puede ser que tampoco se encuentre allí?

¿Será que dejó la ciudad? Pensé vanamente. Estas son buenas noticias. Juicio no podrá encontrarlo de esta forma.

“¿No me digas que es el deber del Caballero Sol estar soñando despierto en medio de la plaza?”

“Por supuesto que no. Normalmente, ¡estaría muy ocupado!” Respondí automáticamente, pero cuando levanté la cabeza quedé estupefacto. Justo frente a mí se encontraba el mismo hombre a quien había estado buscando por todos lados y no podía encontrar… ¡Roland!

Roland se encontraba frente a mí, prácticamente sin cambios desde la niñez, solamente más alto y más robusto que antes. Tenía una figura esbelta, un rostro brillante y guapo, una expresión siempre seria. Sólo por estar parado allí, daba la impresión de ser un tipo duro. Incluso sus sonrisas tenían una sensación de indescriptible opresión, pero pocas personas podían objetar a la sensación opresiva que Roland daba. Él era uno de esos líderes naturales que podía hacer que cualquiera haga sus tareas alegremente y de buena gana.

Sin embargo, lo que más me sorprendió era que Roland parecía… ¡una persona común y corriente!

Lucía completamente distinto a su horrible descolorida apariencia de antes. Si hubiese aparecido de esta forma la última vez que lo vi, habría podido reconocer con una sola mirada que era Roland.

Pregunté parpadeando, “¿tú… fuiste resucitado?” pero quise golpearme en el momento mismo que las palabras dejaron mis labios. ¡Cómo pudo haber sido resucitado luego de morir y haberse convertido en un Caballero de la Muerte!

“No, obviamente no fui resucitado,” respondió Roland, completamente serio como siempre. Luego, con la misma educación de siempre, preguntó, “¿puedo sentarme?”

“Uh, claro.” Ahora, mi mente estaba en completo desorden, francamente preguntándose por qué Roland lucía tan humano a pesar de no haber resucitado. ¿Podía ser que este Roland sea alguna extraña figura de mi imaginación?

Roland se sentó a mi lado y dijo con una sonrisa, “Grisia, eres el mismo de siempre. Cada vez que algún problema aparece en tu camino, te sientas en la plaza o algún lugar, perdido en tus pensamientos.”

Eso es porque estaba usando mi habilidad para sentir elementos, ¡no porque estaba perdido en mis pensamientos!

“¿Por qué luces así?” no pude resistirme a preguntar.

Roland levantó su mano izquierda e inmediatamente note un anillo en su dedo medio. Roland nunca utilizó joyas, especialmente no del tipo de color rosa, con forma de corazón que cualquiera podía definir como una falsificación barata. Creo que este anillo debe poseer alguna habilidad del nivel apocalíptico para que Roland lo lleve puesto.

Roland suspiró levemente. “Este es el Anillo de la Vida que Pink me dio, el cual me permite asumir la apariencia artificial de un humano. Pero utilizando Luz Sagrada esta ilusión se desvanece con facilidad.”

“Puedo ver que el anillo pertenece a Pink… ¿ella también te dio esa espada?” ¿Quien habría pensado que esta apariencia de vida era creada por los efectos de este anillo que luce como si hubiese sido utilizado por niñas pequeñas para jugar a las amas de casa?

La próxima vez que vaya a la casa de Pink, probablemente deba prestarle atención al oso de peluche de la esquina. ¿Quién sabe, tal vez tenga la habilidad de convocar a un Rey Demonio o algo similar?

“No, esta espada es una herencia de familia. Pensé que nunca tendría que utilizar una espada tan malvada como esta.” Roland sonrió a regañadientes. “Nunca imaginé que estaría utilizándola como un Caballero de la Muerte y realmente formar parte de las líneas del mal…”

“¡Espera!”  Moví mi mano para interrumpir a Roland, al sentir la presencia de cinco caballeros sagrados y dos sacerdotes en la plaza. Aunque no pudieran predecir que el Caballero de la Muerte aparecería en la mayor y más poblada plaza, Juicio siempre hace las cosas muy cuidadosamente sin dejar de mirar ni un sólo cabello. Obviamente no dejaría una gran plaza sin investigación.

Esto es malo; ¡el Caballero de la Muerte está sentado junto a mí!

Aunque Roland luzca como un humano, mientras estaba sentado a su lado podía sentir levemente el aura oscura que emitía. Es muy difícil garantizar que no será detectado por los sacerdotes… ¡Uh oh! Esto es malo –un  sacerdote está mirando en esta dirección e incluso nos ha señalado al caballero sagrado junto a él. Parecen preparados para acercarse e investigar.

“¡Roland, márchate!” Insté en voz baja.

Sin embargo, aunque Roland miró al grupo de caballeros sagrados, no hizo ningún ademán de moverse y mantuvo una actitud calma y despreocupada.

Qué desastre, no sólo el caballero sagrado se acercó, sino que los siete estaban juntos, con expresiones graves. ¿No puede ser que de verdad nos hayan descubierto?

Mi corazón estaba latiendo alocadamente y aún me estaba preguntando como sobrepasar a mi propio grupo de caballeros sagrados cuando los siete ya estaban junto al Roland… e ignorando su existencia, caminaron de largo y se pararon frente a mí.

Entonces el líder de los caballeros me dijo vigilante, “Señor, por favor quítese la capucha de su capa.”

Me quité la capucha inexpresivamente, mientras Roland estaba a mi lado mirando hacia otro lado. Podía ver por la forma en la que se sacudían sus hombros que estaba tratando de sofocar su risa.

“Ahh, ¡¿Caballero Sol?!” Los siete obviamente se llevaron una gran sorpresa. Incluso si hubiesen encontrado al Caballero de la Muerte, dudo que hubiesen estado tan sorprendidos como ahora.

Como si estuviera lleno de pena, respondí, “¿Podría ser que Sol ya no es bendecido por el Dios de la Luz, por lo que el aura sagrada que permea este cuerpo está tan perdida que sus camaradas caballeros sagrados confundirían a Sol con el Caballero de la Muerte desbordante de aura oscura?”

“¡No, no, no es así!” Los siete negaron con la cabeza simultáneamente, ¡una visión muy dramática!

“¿Entonces es porque el comportamiento de Sol y sus movimientos son muy intrincados y sospechosos, hasta el extremo de que mis camaradas caballeros sagrados confundirían a Sol con un Caballero de la Muerte que estuviese al acecho?”

Los siete nuevamente negaron con la cabeza simultáneamente, girando ida y vuelta con 180°.

“¿Entonces puede que sólo sea un bello malentendido permitido por el Dios de la Luz en ocasiones?”

Los siete volvieron a negar con la cabeza hasta que entendieron lo que estaba tratando de decir. Luego de hacer siete caras de horror diferentes, todos comenzaron a ajustar el movimiento de sus cabezas hacia arriba y abajo.

“Ya que es solo un bello malentendido permitido por el Dios de la Luz, entonces Sol ya no perturbará a sus hermanos. Por favor continúen ejerciendo la voluntad del Dios de la Luz.”

Luego de que los siete me saludaran rápidamente y yo les devolviera el saludo lenta y calmadamente, se revolvieron para huir de la escena sin mirar atrás, como si yo, el Caballero Sol, fuera más atemorizante que el Caballero de la Muerte.

Probablemente fue mi inexpresión inicial lo que los asustó. Que el Caballero Sol que por principio debe mantener una sonrisa hasta la muerte, dejara repentinamente de sonreír, debe dar más miedo aún si no muestra una expresión de enojo. Parece que tendré que poner más atención a mis sonrisas en el futuro, de lo contrario rumores peligrosos pueden expandirse fácilmente sobre el Caballero Sol y su temperamento inestable.

Volví a colocarme la capucha de mi capa y volteé para ver una expresión de sorpresa en el rostro de Roland. Preguntó, “Grisia, ¿Desde cuándo comenzaste a hablar como un erudito?”

“… Ni siquiera preguntes.”

Dije, “Roland, sólo apúrate y escóndete en la casa de Pink. Ese sacerdote probablemente sintió un aura oscura y fue sólo porque tú estabas sentado ahí ante todo el mundo luciendo tan inocente que por estar a tu lado me confundieron con el Caballero de la Muerte”

Roland calló por unos minutos antes de decir en voz baja, “Sólo quería despedirme de ti, Grisia. La próxima vez que nos veamos, seremos enemigos.”

“Enemigos… entonces realmente me odias.” Bajé la cabeza, abatido. Originalmente me sostenía de la pequeña esperanza de que Roland no sea alguien quien mantendría un resentimiento y tal vez ya se habría olvidado del hecho que le robé su posición como Caballero Sol.

Pero en cambio, Roland preguntó, “¿por qué te odiaría?”

“¿No me odias?” levanté la cabeza y pregunté en voz alta, “¿entonces por qué me atacaste en el momento en que me viste?”

Roland reveló una expresión de disculpa. “Eso es porque Pink me pidió que te llevara algunos no-muertos para que te hicieras cargo de ellos. Sólo quería saludarte con un ademán, pero apenas me había convertido en un Caballero de la Muerte y me había olvidado que mi velocidad y fuerza fueron incrementados, el resultado fue que no tuve el tiempo necesario para retractar mi mano y accidentalmente te corté. ¡Realmente lo siento!”

“…” Pregunté resentido, “¿entonces por qué dijiste que regresarías y me buscarías?”

“Originalmente iba a regresar y buscarte para poder despedirme.” Roland respondió con la mayor naturalidad.

¡Roland, cabeza hueca! ¿No te das cuenta de que eres un Caballero de la Muerte? Estuve a punto de morir por tus “saludos” y “despedidas”.

“Roland, si los humanos tuvieran dos vidas, me aseguraría de dejarte morir por segunda vez,” dije enojado mientras apretaba los dientes.

Es bastante malo que me haya acuchillado, pero ¿Cómo pudo decir algo que puede ser malinterpretado tan fácilmente como, “volveré y te encontraré algún día, Caballero Sol”? Eso causó que las personas lo malinterpretaran hasta el punto que estuve a punto de convertirme en un mártir y golpearme a mí mismo hasta la muerte contra los pilares de la iglesia.

“Puedes quemarme hasta la muerte,” respondió Roland calmadamente. “Luego de que mate a mi némesis, puedes quemarme hasta la muerte.”

“Sólo estaba bromeando,” fruncí el ceño. Casi olvidé, Roland es un tipo tan serio que no puedes bromear con él.

“Hablaba en serio. Si no necesitara matar a esa persona, entonces no me habría permitido existir en este mundo como un espíritu maligno.”

“¿La persona que te mató es el príncipe heredero?” Luego de escuchar mis palabras; Roland me miró sin comprender antes de asentir con la cabeza.

¿Así que realmente fue el príncipe heredero? Mi humor inmediatamente cambió a ser pesado.

“No lo lograrás. El Caballero Juicio, nombrando uno, no es tan descerebrado como… ¡ejem! Digo, no es de tan ‘de buen corazón’ como yo. Él definitivamente pondrá una red alrededor del príncipe heredero que se extenderá desde el piso hasta los cielos, para que sea imposible que lo logres.” Dije.

Roland se volteó y pude ver que estaba tan agitado que sus ojos comenzaron a deformarse, como si estuvieran comenzando a regresar a la apariencia vengativa y flameante de los ojos de un Caballero de la Muerte.

“No importa cuáles sean las posibilidades de lograrlo, definitivamente lo mataré,” respondió Roland firmemente.

“Roland, la venganza no es un característica apropiada para un caballero,” lo presioné.

“No Grisia, no estoy haciendo esto por venganza,” Roland explicó fríamente. “Esta no es la primera vez que ha cometido un crimen. Yo fui convertido en víctima porque ya no podía soportar sus transgresiones y quise exponerlo por lo que es. Dejarlo vivir resultaría en más victimas.”

Estaba completamente estupefacto y sin palabras. ¿El príncipe heredero realmente en una persona con dos-caras quien pone una sonrisa hacia adelante mientras esconde su personalidad sadista y asesina en el fondo?

Roland se levantó, su aura oscura dispersándose abiertamente alrededor. “Definitivamente lo mataré para que ya no ponga en peligro a nadie más, nunca más.”

“¿Tú obsesión persistente es matarlo?” Si es así, entonces esto va a ser difícil. No hay ningún compromiso para ese tipo de obsesión persistente.

“¿Obsesión persistente?” Roland me miró sin comprender.

“Sí. La última vez casi te convertiste en un Señor de la Muerte. Para que hayas progresado tanto en tan poco tiempo, debes tener una obsesión persistente que es casi imposible de cumplir. Y si es matarlo, entonces sí es una obsesión persistente casi imposible.” Negué con la cabeza. ¿No me digas que mi única solución después de todo es quemar a Roland?

Miré hacia arriba y encontré a Roland mirándome extrañado. “¿Qué?” pregunté, algo desconcertado.

“No, debería irme. El aura oscura que he revelado hace un momento cuando perdí el control probablemente ya ha sido notada. Grisia, la próxima vez que nos veamos, espero que aparezcas ante mí como el Caballero Sol.” En cuanto terminó, Roland volteó y se marchó sin pausa.

Confundido, me senté en la plaza, mi corazón lleno con un remolino de emociones. Ya es imposible detener a Roland de tratar de matar a otros, ¿entonces qué debo hacer?

¿Exponer los planes de Roland? De esa forma, sin importar cuán poderoso sea, bajo la mirada cautelosa del palacio imperial y la Iglesia del Dios de la Luz, no tendrá posibilidades de triunfar y puede que ni siquiera escape. Si eso sucede, como el Caballero Sol tendré que llevar personalmente a Roland para que sea quemado en una estaca y encender la hoguera para quemarlo.

Por otra parte, puedo mantener los planes de Roland para mí y esperar a que corte al gobernante del país en dos. Odio admitirlo, pero con su fuerza y bajo el disfraz que le provee el Anillo de la Vida, Roland bien puede triunfar…

¡Maldito seas Roland! ¿Por qué no podías encargarte del tema en silencio, por ti mismo y luego comentarme sobre lo ocurrido? ¿Por qué tenías que decirme antes sobre tus planes malvados, dándome un increíble dolor de cabeza mientras debato si debo o no ponerte en una estaca?

Entonces el sonido de pisadas desordenadas se acercaba. Cuando levanté la vista, era sin duda el tardío grupo de caballeros sagrados. Negué con la cabeza, Haber venido ahora, ¡No serían capaces de encontrar ni la sombra del Caballero de la Muerte!

“¡Allí!” ¿Ehh? ¿Puede ser que Roland regresó? Miré a mí alrededor pero no vi ninguna señal de él…

“¡Tú! ¡Quítate la capucha de la capa!” Un pelotón entero de caballeros sagrados cargó hacia mí con todo el trompeteo de una manada de toros y me gritaron amenazadoramente.

“…”  ¡¿Exactamente cuántas veces me confundirán con el Caballero de la Muerte para que estén satisfechos?!

 

[Caballero Sol Volumen 1 Capítulo 8 Fin]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *