Leyenda del Caballero Sol V1C03: “Aún Frente a la Muerte uno Debe Morir con Elegancia”

The Legend of Sun Knight (La leyenda del caballero Sol) Volumen 1: Una introducción a la teoría del caballero.

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

________________________________________________________________________________________________________
Capítulo 3 – Regla #3: “Aún Frente a la Muerte uno Debe Morir con Elegancia” – Traducido al español por little_cris, lectura y edición por little_cris y miko y colaboración especial de BJVS

Me precipité hacia la calle como un comenta que cruza a través de los cielos. Para este punto, ya no necesitaba al aprendiz de caballero para guiarme, porque esa imponente aura de muerte era simplemente imposible de perder. Nunca antes me había encontrado con un aura de muerte tan intensa dentro de la ciudad…

(¿No me digan que mi petición por una criatura del inframundo más fuerte realmente fue escuchada? ¡No puede ser! Escuché de mi maestro que debido a que la Iglesia le paga muy poco, el nigromante convocaría, como máximo, a un zombi al que le faltaran varios miembros para que me divirtiera.)

Hay una casa con el techo plano más adelante… Pisé la pared y la utilicé para impulsarme por el aire y saltar hacia el techo. Al identificar el lugar donde los Caballeros Sagrados se reunían en el suelo, salté hacia ellos gritando en el aire: “No-muerto que desafías las leyes de la naturaleza, corrupto y malévolo ser de la obscuridad, por la autoridad que me ha concedido el Dios de la Luz, yo, el Caballero Sol, en el nombre del Sol que se encuentra en los cielos, aniquilaré por completo tu existencia de la faz de la tierra ¡por la gloriosa belleza de la luz!

“¡Sol, has llegado al fin!” Debajo de mi, el Caballero Hoja giró su cabeza para verme, con una aliviada expresión en su rostro.

Con él se encontraban los Caballeros Tormenta, Tierra y Hielo, cada uno de ellos lideraba a unos cuantos caballeros de sus respectivos pelotones. Rápidamente vi que había un total de veintitantos caballeros presentes; según recuerdo, es la primera vez que movilizamos caballeros a gran escala. Pero nuevamente, es posible que la razón por la cual la operación sea tan grande es debido a que, después de todo, un caballero de la muerte no es una criatura no-muerta que se vea todos los días… ¡Espera un minuto! ¡¿Un caballero de la muerte?!

¿Por qué tal criatura de la obscuridad, con una tasa de éxito de convocatoria tan baja que un nigromante preferiría hacerse cargo de su enemigo con sus propias manos con el fin de ahorrar tiempo y esfuerzo, se aparecería aquí?

¿No me digas que se perdió?

¡Demonios!

Debido a que el asombro fue tan grande, los músculos de mi pie izquierdo perdieron su fuerza. Esto lo llevó a inclinarse en el ángulo incorrecto y a patear el músculo posterior de la parte inferior de mi pierna derecha, que provocó que el ángulo de mi rodilla derecha fuera incorrecto y me hiciera incapaz de mover mi muslo de tal modo que me permitiera dar un paso hacia adelante… Si bien esto puede sonar terriblemente complicado, de una manera simple, la situación puede sintetizarse en-

Tropecé.

Y tropecé en medio del aire.

Afortunadamente mi maestro hizo pasar por un “entrenamiento razonable” y también por “prácticas irracionales”. No es por presumir, pero gracias a estos dos tipos de entrenamientos especiales para caer, les puedo asegurar que ni siquiera el Dios de la Luz puede caer con mayor elegancia que yo… Aunque ahora que lo pienso, es imposible que el Dios de la Luz se caiga, por lo que no habría forma de probar esa afirmación.

Me incliné hacia adelante por reflejo. Mis brazos se encorvaron hacia adelante en forma de gráciles arcos como una bailarina de ballet para formar un círculo y ejecuté dos saltos mortales hacia adelante, seguidos por un giro lateral… ¡Y aterricé! Lentamente levanté mis dos brazos sobre mi cabeza y los bajé – como alas de mariposa – para posarlos a los lados. Gradualmente recuperé mi aliento y volví a mi postura firme y grácil del Caballero Sol.

Clap clap clap! Una ronda de aplausos emergió de la audiencia e inclusive uno de los caballeros estaba golpeando su escudo con su espada y gritando, “¡Otra! ¡Otra! ¡Caiga una vez más!”

¡Al demonio con tu “Caiga una vez más”! ¿Por qué el caballero de la muerte no ha enviado a este idiota con el Dios de la Luz para ser re-educado?

“¡Diez puntos!” Hoja, siendo el chico bueno que es, de inmediato me dio puntuación completa.

“¡Hmph! Cinco puntos; su pie no estaba lo suficientemente firme al aterrizar.” ¡Ese detestable Tierra! Debe de seguir guardándome algún rencor por interferir en sus “negocios” hace rato.

“Ocho puntos; la caída que sufrió frente a la reina fue aún más elegante.” Tormenta… Bueno, por lo menos eres honesto.

Admito que, para no desacreditarme enfrente de la reina en ese momento, utilicé la “resistencia sobrehumana que adquirí sobreviviendo durante 10 años bajo la guía de mi maestro sin desarrollar una personalidad deforme” (si mi personalidad se ha vuelto deforme o no, cosa que jamás admitiré, entonces digamos que no ha cambiado) para caer con elegancia… y caí todos los trescientos veintitrés escalones de la escalera.

Desde ese entonces, para mis adentros, el nivel de odio que le tengo a las escaleras del templo ha sido aún mayor del que le tengo a Tierra.

¡J***der! ¡¿Están tratando de matar a alguien construyendo escaleras tan largas?!

Si no fuera por el hecho de que había unos cientos de clérigos al pie del templo realizando miles de hechizos de curación simultáneos en mí para curarme sobra la marcha, me habría convertido en el primer Caballero Sol en morir de una caída.

¿Recuerdan que les había dicho con anterioridad que mi maestro solía decir que “aún cuando el Caballero Sol fuese a caer, debe de caer con suprema gracia y elegancia”?

 

Cuando me volví lo suficientemente mayor para que me enviaran a misiones de práctica por parte de la iglesia, mi maestro – de un modo solemne y bien intencionado– me dio más instrucciones diciendo, “Hijo, finalmente vas a salir a realizar misiones. Como tu maestro, me siento extremadamente complacido, pero hay ciertas instrucciones que debo indicarte antes de que pueda sentirme verdaderamente tranquilo.”

“Definitivamente seré cuidadoso, maestro.” Me sentí extremadamente conmovido, ¡mi maestro está verdaderamente preocupado por mi!

“Sí, hijo, ¡debes ser cuidadoso! Recuerda, el Caballero Sol debe mantener su actitud refinada en todo momento y lugar.”

Asentí con la cabeza obedientemente, “Maestro, realizaré mi misión con mucha gracia.”

(En ese entonces, me había enfrentado un estilo de vida que involucraba muchas caídas durante ya varios meses. En promedio, tenía que visitar a un clérigo cada tres días para que me realizara un hechizo de curación de alto nivel para sanar las heridas producidas por alguna fea caída.)

Mi maestro sacudió su cabeza y dijo: “Hijo, completar esta misión con elegancia es sólo la base.”

“Entonces, ¿qué es más avanzado que eso?”

“Hijo, debes recordar que cuando has fallado tu misión y te encuentres al borde de la muerte, en ese momento debes de…”

“¿Rezar al Dios de la Luz?”

“No, debes de contemplar en qué clase de pose debes de morir y si esa pose será acompañada por una expresión serena o heroica. Aún más importante es la pregunta de si morirás de un solo golpe al corazón de parte de tu enemigo, o si cortarás tu propia garganta; y así de forma sucesiva. Sólo después de que todas las circunstancias importantes que rodeen tu muerte han sido planeadas y arregladas perfectamente es que puedes morir en la posición con más gracia posible.”

“¡Aun cuando te enfrentes a tu muerte, un Caballero Sol debe morir con mucha gracia!”

“…”
Por tanto, si yo fuese a morir a causa de algo tan negligente como una caída, es altamente probable que mi maestro se enfurezca al punto de que utilizaría necromancia para resucitarme como un caballero de la muerte y luego utilizaría hechizos sagrados del Dios de la Luz para hacerme morir una vez más – pero con elegancia en esta ocasión.

“Sol, este caballero de la muerte es muy fuerte. Ten cuidado” dijo el Caballero Hoja. Luego retrocedió varios pasos, junto con el Caballero Tormenta y el Caballero Tierra, despejando el área del centro para mí y el caballero de la muerte.

“¿No es muy riesgoso dejar que el Caballero–Capitán Sol maneje solo a al no-muerto?” algunos de los caballeros en la parte posterior exclamaron preocupados.

“Relájate, mi mejor amigo definitivamente no perdería ante una criatura no-muerta.” El Caballero Tierra dijo en un tono de “lealtad” y “honestidad”.

“Sí, siempre que Sol se enfrenta a criaturas no-muertas – a las que más odia – él se vuelve mucho más fuerte. Será mejor que no interfieran y roben su presa o se enojará,” el Caballero Hoja – siendo el chico bueno que es – les explicó a los caballeros y me dirigió una sonrisa que decía “No te preocupes, no permitiré que nadie interrumpa tu pelea.”

¡Pero espera un segundo! ¡Eso es debido a que los no-muertos a los que me he enfrentado en el pasado estaban pagados por la iglesia y habían sido convocados por el nigromante con el propósito de ayudar a desestresarme y prevenirme una depresión!

Justo en ese momento, la espada que tenía en la mano el caballero de la muerte irrumpió en llamas negras que alcanzaban varios metros alrededor. El Caballero de la Muerte abrió su media podrida boca y dio un rugido inhumano…

¡Muy bien! Quizás debería empezar a contemplar la pose en la que debería morir y la expresión que debería llevar para complementarla, además de escoger mi forma favorita de morir, para retornar con gracia a la compañía del Dios de la Luz…

Estaba a punto de iniciar mi contemplación para decidir en qué pose morir cuando el Caballero de la Muerte balanceó su espada – que estaba escupiendo flamas negras por todos lados – hacia mí… ¡Deja de estar jugando conmigo! ¡¿Cómo me es posible morir si aún no he considerado propiamente con qué pose y expresión debo de morir y asegurarme de morir de la forma más elegante posible?!

Mi maestro me decía con regularidad, “está bien si no tienes el talento para ello; lo más importante es practicar, practicar y practicar. Hijo, si continuas cayendo por otro mes, ¡estoy seguro que podrás dominar el arte de hacerlo con mucha elegancia!”

Por tanto, si no muero con elegancia, mi maestro definitivamente me resucitará una y otra y otra vez, hasta que haya muerto una y otra y otra vez por todo un mes hasta que haya dominado el arte de morir con elegancia; y sólo entonces me permitirá morir en paz…

Por ende, definitivamente no puedo morir hasta que haya pensado en una manera de morir con la mayor gracia posible, o antes de que pueda decirle a mi buen amigo Caballero Juicio que desmiembre mi cuerpo después de que muera, ¡para que le sea imposible a mi maestro resucitarme!

“¡Yargh!” Grité mientras desenvainaba mi espada y me encontraba con el arma flameante del Caballero de la Muerte con un ruidoso y firme sonido metálico.

“Como es esperado del Caballero Sol; definitivamente toda criatura no-muerta tendrá que vérselas con ese poderoso y fuerte golpe,” exclamaron los Caballero Sagrados que observaban con admiración desde un lado.

“¡Sol! ¿Porqué no trajiste contigo la Espada Divina del Sol?” el Caballero Hoja exclamó con alarma.

¡¿Estás loco?! ¡La espada Divina del Sol es una antigüedad que vale suficiente dinero para pagar el rescate de una ciudad! A pesar de que actualmente su hoja tiene un filo incomparable, ¿quién sabe cuándo se podría romper?

¡No importa cuándo se rompa, siempre y cuando no se rompa en mis manos! De lo contrario, jamás seré capaz de compensarle a la Iglesia por ello, ¡aún si les entregara todos mis ahorros para mi retiro de ahora en adelante!

Además, yo pensaba que sólo venía a cortar a un zombi a quien le faltaban manos y pies, con el propósito de evitarme una depresión. ¿Acaso existe alguien que mataría a un pollo con un cuchillo enorme, como los utilizados por los carniceros para matar vacas? Del mismo modo, ¿habría alguien allá afuera que, para evitar deprimirse, traería consigo una antigüedad por la cual él o ella se preocupa constantemente, temiendo que sea robada, o peor aún, que simplemente se rompa en sus manos?

¿Qué? ¿Qué me preocupo por nada dices tú?

¡Bien! Dejemos a un lado el cuestionamiento de si se romperá o no.

Una espada – independientemente de si se trata de la espada Divina del Sol, de la XX espada Divina, de la OO espada Demoniaca o la que sea, mientras se trate de un arma – se desafilará después de cortar cosas por un tiempo. Cuando eso suceda, tendrás que llevarla al herrero para que la afile.

Cuesta como mucho un ducat de plata afilar una espada regular, y eso ya es considerado caro. Sin embargo, un herrero ordinario no tendría el coraje de manipular algo como la Espada Divina del Sol que vale el rescate de una ciudad. Por consecuencia, para encontrar a un herrero que se atreva a tocar esta antigüedad, tendría que ir por el herrero más famoso en toda la ciudad, lo que significa que el precio por afilar una espada ¡sería de mínimo un ducat de oro!

¡Un ducat de oro es ya me es suficiente como para comprar una espada ordinaria!

Además, ¡las hojas se vuelven más delgadas conforme las afilas! Si yo gastara un ducat de oro en afilar la Espada Divina del Sol, provocaría que la hoja se vuelva más delgada, incrementando las probabilidades de que se rompa… ¡preferiría morder con mis propios dientes a mis enemigos hasta matarlos!

Por el bien de la imagen de elegancia del Caballero Sol, independientemente, gasté un ducat de oro con un poco de dolor en mi corazón y compré una espada que remplazara a la Espada Divina del Sol. Después de todo, ¡es simplemente muy difícil morder con mis dientes a un monstruo hasta la muerte con elegancia!

A pesar de que parece como si estuviera divagando por un cierto tiempo ya, en realidad, el caballero de la muerte y yo ya hemos intercambiado más de diez golpes. Parece no tener final el timbre metálico de nuestras espadas mientras chocan juntas una y otra vez. Cada nuevo sonido del metal sobre metal hace doler mi corazón como si estuviera a punto de romperse. El choque de las espadas es un negocio terrorífico; a menos de que el arma utilizada sea superior que la de tu oponente en términos de calidad, la espada resultará mellada tras cada encuentro. Conforme la espada desarrolla más y más mellas, debes de llevarla al herrero para ser reparada y las reparaciones cuestan dinero también…

Estaba seriamente tentando a utilizar simplemente mi cuerpo para defenderme de los ataques y lo habría hecho si no fuera porque la espada del caballero de la muerte ardía con fuego negro y parecía bastante amenazadora. Después de todo, ¡el Santuario de la Luz se encuentra prácticamente lleno de clérigos que pueden darme un montón de curaciones gratis!

No pude evitar sentir que algo estaba un poco fuera de lugar, sin embargo, ¿Soy yo o el legendario caballero de la muerte, que es más que sumamente difícil de convocar, no es tan poderoso como había imaginado que sería?

¿O podría ser que de alguna manera me he vuelto más fuerte sin darme cuenta…? ¡Olvídalo! No debería hacerme ilusiones.

Hace unos días fui derrotado en tres movimientos por el Caballero Juicio durante una pelea de práctica, ¡por lo que ni el caballero de la muerte con su cerebro descompuesto me creería si digo que me he vuelto más fuerte!

¿O podría ser que lo que estoy viendo no es un caballero de la muerte, sino sólo un “caballero muerto” que ha sido casualmente resucitado por un nigromante y convertido en un zombi?

Le dirigí un buen vistazo al caballero de la muerte… ¡Wow! Su cuerpo está en tan decaído que se encuentra prácticamente en ruinas y su habilidad con la espada está absolutamente podrida hasta más no poder. Realmente debo decir que, estar tan desconcentrado con mis pensamientos vagando por todo el lugar y aun así ser capaz de tener la ventaja en el combate, quiere decir que el nivel de su habilidad con la espada sólo puede ser descrita con una palabra “porquería”… ¡ejem! Quiero decir, puede ser descrita como “no tan buena”.

(No seas ridículo; si digo que su habilidad es porquería, eso obviamente significaría que mi habilidad ¡también es porquería! Debo admitir que mi habilidad con la espada no es muy buena, pero jamás, ¡jamás admitiré que mi habilidad es porquería!)

Como decía, esta criatura no-muerta cuya habilidad con la espada no es tan buena no es un caballero de la muerte, sino un caballero muerto.

¡Olvídalo! No importa si es caballero “de la muerte” o caballero “muerto”. Sólo sé que si no me apresuro y hago que éste esté muerto de forma totalmente irrevocable e incapaz de mover su espada de un lado a otro, definitivamente pronto estaré gastando dinero otra vez para comprarme una nueva espada, lo que provocará un excesivo dolor en mi corazón y finalmente una muerte con poca gracia.

Mientras que mi habilidad con la espada no es tan buena, ¡de verdad soy muy hábil en la magia sagrada en que se especializan los Caballeros Sagrados! Les puedo garantizar que un hechizo de mi parte mandaría a un no-muerto derecho a su descanso eterno. Respecto a por qué paso un tiempo tan prolongado en la batalla es debido a que…

Mi maestro solía decirme “Hijo, aún si te llegases a encontrar con la más poderosa de las criaturas no-muertas, aún debes recordar hacer que la batalla sea prolongada antes de que lo envíes a su descanso eterno utilizando la magia sagrada.”

“Entonces, ¿por qué no utilizarla desde el principio?” el joven yo preguntó confundido.

“Hijo, piensa por un momento. Cuando las personas comunes encuentran un monstruo, se necesitan al menos diez minutos, durante los cuales habrá personas asesinadas, para demostrar y ver qué tan poderoso es el monstruo. Después, desperdiciarían otros diez minutos gritando del pánico, seguido por otros diez minutos de correr hacia ningún lado huyendo por sus vidas; y finalmente, los caballeros llegarían a salvarlos. Por lo que si tú sólo tardaras tres segundos en mandar al monstruo a su descanso eterno y te vas, ¿consideras que sería justo para tu audiencia que estuvo treinta minutos esperando tu llegada?

“… Entonces, maestro ¿cuánto tiempo debo durar peleando con un monstruo para que sea justo con las personas?”

“Hijo,” mi maestro miró a la distancia con una mirada profunda en sus ojos mientras me respondía, “pelear es como un poema y tú eres como un bardo. No sólo la pelea tiene una introducción, desarrollo, nudo y desenlace; también debes crear tensión en la atmosfera de vez en cuando para entretener a tu audiencia. Sería mejor si dejaras que el villano te pegara al punto en que te encuentres tendido elegantemente en el suelo. Si el oponente es un villano de cierta calaña, en este punto, se burlará y te insultará para demostrar su poder. Después de eso, debes activar y encender tu cosmos interno en llamas…”

“¿… cosmos interno?”

“… Ehh, activar tu potencial y encender tu magia sagrada; y después golpear elegantemente a tu oponente hasta que él se encuentre tendido en el suelo; y luego lo mandas a su descanso eterno. Ahora, esa sería una batalla ejecutada impecablemente.”

… Eso sólo suena a una batalla muy agotadora.

Desde ese momento, he albergado un incomparable odio por misiones que requieren pelear, desde que el esfuerzo que requieren es comparable con el esfuerzo que necesito para caer elegantemente por más de trescientas escaleras. En consecuencia, a menos de que la criatura sea una que yo haya solicitado especialmente al nigromante para evitar caer en depresión, por rutina suelo dejar esas misiones bajo el mando del Caballero Juicio. Después de todo, a ese tipo usualmente sólo le toma un sólo golpe para terminar a sus enemigos.

Esa es la razón por la cual las peleas del Caballero Juicio no tienen mucha audiencia – porque sus batallas son simplemente muy aburridas.

De pronto, todas las personas presentes bramaron, “¡Sol, ten cuidado!”

“¿Eh?”

Me sorprendí tanto por sus bramidos que me congelé; un segundo después una explosión de dolor atravesó mi espalda. Antes de que pudiera siquiera ver quién era el bastardo que me había atacado por la espalda, Hoja se había acercado rápidamente y había enviado al “caballero muerto” a su descanso eterno con un ataque de magia santa. Hoja volteó a examinar mi espalda ansiosamente y escuché el silbido  de aire que emitió cuando daba un silencioso grito ahogado.

No es una herida muy seria, ¿espero? Nervioso giré mi cabeza para ver, pero aún así no pude ver mi propia espalda, aunque pensé que mi cuello se rompería de tanta torcedura.

Sin embargo, lo que sí vi, fue a Tierra preparando su habilidad máxima – el Escudo de la Tierra – a mis espaldas. Si bien realmente detesto a ese tipo, debo admitir que mi lugar favorito es detrás de su escudo, especialmente cuando el enemigo es tan poderoso.

El Caballero Hielo se puso del otro lado, su Espada Divina de Hielo – que en realidad parece un carámbano – en mano y el ceño fruncido. Juzgando desde el hecho de que realmente había una expresión en la cara de Caballero Hielo, quiere decir que el enemigo debe ser extremadamente poderoso, suficientemente poderoso para hacer que se le arrugara el ceño a Hielo.

“¿Te duele, Sol?” Hoja me preguntó aprehensivamente.

Sacudí mi cabeza en negación. ¡Este poco dolor no es nada para mí! Soy el Caballero Sol quien ha sobrevivido a las enseñanzas de los entrenamientos especiales de mi maestro que involucraban caídas durante varios meses seguidos, el Caballero Sol que puede continuar sonriendo brillantemente ¡aún cuando cae de trescientos y más escalones!

“¿Realmente no te duele?” Preguntó Hoja realmente alarmado.

Resistí la urgencia de dar vuelta los ojos, ¡Maldito Hoja! ¡¿Por qué me obligas a hablar?! Respondí, “El atardecer con el que nos congracia el Dios de la Luz presente ante nosotros, ha permitido que este pequeño dolor se desvanezca sin dejar rastro.”

“Sol realmente es asombroso,” Hoja murmuró para sí mismo. “Para estar herido a  y simplemente llamarlo ‘un poco de dolor’…”

No le presté más atención a Hoja, mi interés había sido picado por el tipo que había aparecido de pronto. Su apariencia era realmente extraña. A primera vista parecía una persona ordinaria, pero una observación más cuidadosa me hacía convencerme de que este tipo, ¡definitivamente no era humano!

Después de todo, no existe alguna clase de humano que se encuentre así de “descolorido” ¿o sí?

Su cabello era de algún tipo de café descolorado; su piel, de un descolorado color beige. Inclusive la armadura de caballero que vestía era de un tipo de plateado descolorado. Básicamente, era de color grisáceo claro de pies a cabeza, viéndose tal como una persona que no se ha movido en muchos siglos y como resultado, hubiese acumulado una gruesa capa de polvo sobre su cuerpo.

En mis palabras, esto puede sonar como si esta persona hubiese sido lo suficientemente floja como para no bañarse en varios años y por tanto acumular tanto polvo sobre su cuerpo. Sin embargo, aún estoy absolutamente seguro que ¡este tipo no es humano!

La razón es que no hay globo ocular dentro de la cavidad de sus ojos. En su lugar, ¡tiene dos llamaradas de fuego grisáceo!

¡Qué demonios! Los estándares de producción deben ser muy bajos estos días si hasta el fuego puede ser descolorido.

La espada que traía en su mano debía de ser lo único que no estaba desteñido. Su diseño era austero hasta el punto en que carecía de todo adorno. La luz se reflejaba en su extremadamente afilado borde, sugiriendo que esa hoja no es algo con lo que se pueda bromear.

Afortunadamente, la Espada Divina de Hielo en manos de nuestro Caballero Hielo también era totalmente real. Aunque al inicio parezca como una paleta, ¡una paleta no es tan afilada como esta!

Además, el Caballero Hielo es famoso por sus excelentes habilidades con la espada. Sospecho que sus habilidades de combate serían mejores que las mías, aún si peleara con una paleta de helado…

¡Ahem!

El estilo de pelea de Hielo es de naturaleza pasiva; es decir, puede quedarse quieto todo el día con la espada en la mano. Esto continuaría hasta que el oponente no pueda soportarlo más y venga arremetiendo contra Hielo levantado en armas. En este punto, Hielo – con un simple y fatal golpe – terminará a su enemigo.

Por tanto, las peleas de Hielo son del tipo que nadie desea ver, debido a que no hay nada interesante sobre ellas.

Esta ocasión no fue la excepción. El tipo descolorado claramente no tenía la paciencia para permanecer frente a frente todo el día. A penas pasaron unos minutos antes de que elevara su arma y arremetiera contra Hielo. Él también fue alarmantemente rápido – apenas si pasó un segundo desde que se movió, pero ese tipo ya casi había alcanzado a Hielo. ¡No parecía que se hubiera movido en lo absoluto, más bien como si hubiera desaparecido de donde estaba y se materializara justo en frente de Hielo!

Con tal velocidad, no es de sorprenderse que inclusive pudiera asestarme un ataque antes de que el Caballero Tierra, quien se especializa en mantener un escudo protector de entre los doce Caballero Sagrados… por poco hubiera pensado que Tierra había permitido que fuera herido deliberadamente como venganza por lo que sucedió antes.

Afortunadamente, la concentración del Caballero Hielo era genuinamente de primera clase. A pesar de que el tipo descolorido era realmente rápido, Hielo aún podía manipular su paleta… quiero decir, manipular la Espada Divina de Hielo para bloquear los ataques a tiempo.

Sin embargo, era claramente imposible inclusive para el Caballero Hielo terminar con su enemigo tan rápido en esta ocasión. En su lugar, comenzó a intercambiar una ráfaga de golpes y movimientos defensivos con su oponente; ambas partes eran terroríficamente rápidas. Miré más cautelosamente y vi que Hielo de hecho estaba siendo forzado a retraerse.

Miré ansiosa y jubilosamente desde las afueras… ¡ejem! Quiero decir, mire ansiosamente la pelea entre mi compañero y el enemigo; y de pronto caí en la cuenta. Un poderoso caballero con una apariencia descolorida, emitiendo una elevada aura de muerte… ¡Un caballero de la muerte!

¡Whoaaa! Parece que finalmente hemos conocido al principal antagonista.

“Sol, ¿quieres curarte primero?” Hoja preguntó detrás de mí con una voz claramente preocupada.

“Sol se encuentra bien.1” ¡Me estoy divirtiendo viendo la pelea! Es una rara oportunidad el ver a Hielo intercambiando esta cantidad de golpes con el enemigo; podemos dejar la curación para después.

Tan feliz como podría estar viendo la pelea, era evidente que Hielo estaba teniendo un momento un poco difícil. Realmente creo que debería ayudarlo; después de todo, él me ayudó a defenderme del enemigo. De lo contrario, si Hielo fuese derrotado, debido a que Tierra se especializa en defensa y Hoja es un arquero a larga distancia, ¿Eso no significaría que yo tendría que pelear?

Si eso sucede, existe el ochenta por ciento de probabilidad que el piso se cubriría con mi sangre después del primer golpe y que mi cabeza estuviera en el suelo para el tercero.

“¡Hielo, permíteme asistirte!” Grité sonoramente. No estaba preocupado porque Hielo se pudiera distraer debido a que, para empezar, su concentración es la mejor de los doce Caballero Sagrados.

Puesto que soy el Caballero Sol quien aborrece a las criaturas no-muertas, la mayoría de los hechizos que he aprendido desde que era pequeño fueron con el propósito de lidiar con este tipo de situaciones. Tomemos por un instante el hechizo “Sagrada Bendición” con el que puedo bendecir cualquier objeto, infundiéndole poder sagrado por un corto periodo de tiempo, así haciéndolo varias veces más letal para las criaturas no-muertas.

Originalmente había pensado utilizar la Sagrada Bendición sobre la paleta de Hielo, pero después de un tiempo, me di cuenta de que había un gran problema, ya que ¡esa paleta simplemente se movía muy rápido para que pudiera enfocarla!

¡Oh, olvídalo, externaré un poco más de energía e infundiré al mismo Hielo con poder sagrado!

“El todo poderoso Dios de la Luz que bañas al mundo con la luz deslumbrante del Sol, limpiándolo de las sombras del mal…” (El resto ha sido omitido por cuestiones de brevedad). Después de recitar una larga lista de palabras alabando al Dios de la Luz, al mismo tiempo que el caballero de la muerte le infringía diversas heridas en el cuerpo de Hielo, finalmente pronuncié la frase más importante.

“¡Sagrada Bendición!”

En un momento, el cuerpo de hielo se cubrió por una luz dorada, haciendo que pareciera la flama de una vela. No sólo esta luz tiene el efecto de incrementar el daño hecho a la criatura no-muerta, sino que también tiene un efecto muy útil: hace más difícil para el oponente el ver en dónde debe atacar, ¡inclusive si el oponente no es una criatura no-muerta!

“Bendíceme a mí también, Sol.”

Inclusive el chico bueno, Hoja, estaba enojado al fin. Probablemente fue provocado al ver que Hielo era malherido. Se paró al lado de mí con una serena mirada en su rostro y llevaba en sus manos… ¡Ja, ja! Debes estar pensando que se trata de la Espada Divina de Hoja. Déjame decirte que ¡estás mal!

¡Es el Arco Divino de Hoja!

Como era muy flojo para recitar todas esas palabras alabando al Dios de la Luz nuevamente, simplemente levanté mi mano y tomé la punta de las flechas que Hoja tenía fuertemente sujetas. Su orilla cortó mi palma y dejé que mi sangre fluyera, dejando la punta completamente cubierta con ella.

Como el portavoz del Dios de la Luz, mi sangre ha sido perpetuamente bendecida con poder sagrado, ¡interpretado simplemente como veneno para las criaturas no-muertas!

Hoja me miró conmovido mientras decía, “Sol, no dejaré que se desperdicie la sangre que has contribuido.”

En el caso de Hielo, ahora que se encontraba envuelto por la luz sagrada, el caballero de la muerte era extremadamente cuidadoso con la luz sagrada que entorpecía sus ataques. Hielo, quien originalmente estaba perdiendo, ahora se encontraba luchando en pie de igualdad con el caballero de la muerte.

Sin embargo, había otra persona de nuestro lado – Hoja – quien miraba la pelea concentradamente, esperando el momento para atacar. Levantó su arco con una mirada aguda en sus ojos, como si pudiera perforar a su enemigo con la vista.

Olvidé mencionarles que cuando el Caballero Hoja levanta su arco, cambia inmediatamente de “un chico realmente bueno” a “un chico terrorífico”. Es capaz de disparar cinco flechas en diez segundos y todas ellas en el blanco.

Eso no es ni remotamente tan impresionante, sin embargo, como el hecho de que pueda correr, saltar, cantar una canción, voltear a ver a una nena y, al mismo tiempo, convertir a su enemigo en un erizo con sus flechas.

Básicamente, preferiría tomar mi espada y pelear contra un caballero de la muerte cualquier día a tener una pelea con Hoja cuando se encuentra armado con su arco y flechas. Con el primero, inclusive si no puedo ganar, aún puedo huir de la pelea. Contra Hoja… ¡¿Cómo corre una persona más rápido que una flecha?!

A mi lado, una flecha dejó el arco de Hoja con un “¡fwish!”. Su tempo fue perfecto – el caballero de la muerte estaba esquivando los ataques de Hielo en ese preciso momento, dejándolo sin opción para evadir la flecha que vino de la nada y sin alternativa que recibir la saeta en su pecho. Ahora, una flecha normal puede provocar un poco o nada de daño a un caballero de la muerte, debido a que ya está muerto. Sin embargo, es una situación completamente diferente cuando la flecha tiene mi sangre en ella.

Un ruido de chisporroteo como el sonido de un pescado sobre una sartén podía ser escuchado desde el pecho del caballero de la muerte y un trozo de su piel desapareció, dejando atrás un gran hoyo. No había sangre, sin embargo, emanaba un pegajoso y grisáceo líquido obscuro de su interior.

Hielo aprovechó la oportunidad y cortó el brazo izquierdo de la criatura no-muerta, quien dejó salir un alarido inhumano. El ataque de Hielo había cortado la extremidad del caballero de la muerte casi por completo, por lo que ahora colgaba como una tira de carne de su cuerpo.

El caballero de la muerte emprendió la retirada en un abrir y cerrar de ojos. Tal rapidez de movimiento no era algo que Hielo pudiera equiparar. Sin embargo, ¡aún tenemos a Hoja de nuestro lado!

¡Ni siquiera un caballero de la muerte puede huir de una flecha!

Con un “fwish fwish fwish”, Hoja disparó tres flechas en rápida sucesión, pero en esta ocasión el caballero de la muerte las evadió rápidamente y logró eludir dos de ellas. La única flecha que logró su objetivo no tenía mi sangre en ella, por lo que el daño producido fue tan mínimo que el caballero de la muerte ni se molestó en retirarla.

Esbocé una sonrisa forzada y una vez más envolví una punta de flecha en mi mano antes de que Hoja disparara. Después de pensarlo por un momento, me di cuenta de que este método no era a prueba de tontos ya que la flecha podría no dar en el blanco, por lo que simplemente puse mi ya ensangrentada mano sobre la aljaba de Hoja y deje que mi sangre cayera sobre todas las flechas de una vez.

Hoja no me falló, empezó a disparar flechas sin detenerse. A pesar de que el caballero de la muerte logró evadir cierto número de ellas, unas cuantas aún lograron su marca y cada una de ellas provocó un alarido de dolor por parte del caballero de la muerte.

“¡Demonios! Está escapando.” exclamó alarmado Hoja y aumentó la velocidad con la que estaba disparando las flechas. Era tan rápido que solo podía ver una mancha en forma de abanico, seguida por el sonido que producía la cuerda del arco al disparar un flujo constante de flechas. ¡Hoja seguro vive bajo su reputación como un especialista en arquería entre los doce Caballeros Sagrados!

Olvida los ataques de contra ataque; para este punto, el caballero de la muerte tenía suficiente en sus manos tratando de evadir la lluvia de flechas y tratar de correr lejos y más lejos…

“¡Volveré y te encontraré algún día, Caballero Sol!”

Tal y como cualquier otro villano que huye, el grisáceo caballero de la muerte ha lanzado una oración de amenaza para el protagonista justo antes de desaparecer como una mancha en la distancia… espera, a quien amenazó fue al Caballero Sol… ¿yo?

Espera, espero un momento, ¿Por qué me miras a mí?  ¡Con quien estabas peleando no era yo!

Como dice el dicho, “la venganza debe tener su fuente, una deuda debe tener un deudor”; ¡todo lo que yo hice fue lanzar un pequeño hechizo de luz sagrada sobre Hielo y bañar un poco de sangre venenosa sobre las flechas de Hoja ya que estaba allí! ¡En última instancia, con quienes peleaste fueron ellos dos, no conmigo!

Realmente quiero llorar… esta vez, no sólo terminé acuchillado, inclusive logré ganarme la enemistad de un verdadero caballero de la muerte, ¿¡Qué diablos he hecho para merecer esto!?

Justo entonces, Caballero Hielo guardó su espada y Caballero Tierra quitó su escudo. Ambos voltearon a verme con una mirada muy sombría en sus rostros, pero por alguna razón ambos se congelaron tan pronto y como me vieron.

“Sol, ¿ayuda… necesitas ayuda?” Tierra preguntó con una mirada que parecía sugerir que acababa de ver un fantasma.

Meneé mi cabeza empáticamente. ¿Por qué todo el mundo parece pensar que necesito ayuda?

Hielo no dijo nada, pero su mirada iba desde mi cara hasta el piso y de regreso y suficientemente sorprendente, su expresión parecía como si estuviera espaciado. Curiosamente, seguí su mirada y miré el piso.

¡WHOA! ¿Desde cuándo el piso se cubrió de sangre? Este mar de rojo se ve muy impresionante…

¡Espera un minuto! ¿Por qué mis pantalones blancos de caballero se tornaron rojos?

“Sol… ¿Estás bien?” la voz de Hoja era tan urgente que parecía que estaba a punto de llorar.

La sangre en el suelo… ¿es mía?

“Hoja…” dije, solo para descubrir que mi voz era tan débil que tenía la misma intensidad que el volar de un mosquito.

“¿Ah?” Hoja se acercó a mi rápidamente, probablemente porque mi voz era simplemente muy suave para que él escuchara.

“Dame una mano…”

“¡Sol!”

Y después… de una manera muy elegante, me… desmayé.

 

 [Caballero Sol Volumen 1 Capítulo 3 Fin]


Notas:

1Sol se encuentra bien: En el idioma Chino, hablar de ti mismo en tercera persona es no siempre una connotación cursi. Existen dos formas de hablar de ti mismo en tercera persona: la primera es decir “rén jiā”, que significa “otros”. Esta es la forma más cursi. La segunda forma, que es la que Sol utiliza aquí, es decir tu propio nombre. Esto es utilizado de forma formal en la antigua China, una forma cortés de hablar.

Leave a Reply