Leyenda del Caballero Sol V1C10: “Impartir Justicia es la Razón de la Existencia del Caballero Sol”

The Legend of Sun Knight (La leyenda del caballero Sol) Volumen 1: Una introducción a la teoría del caballero.

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

________________________________________________________________________________________________________
Capítulo 10 – Regla #10: “Impartir Justicia es la Razón de la Existencia del Caballero Sol” – Traducido al español por wiiknight, lectura y edición por little_cris y miko. Con la colaboración especial de BJVS.

Juicio y yo anunciamos nuestro plan al príncipe heredero, ya que era imposible de ocultar alrededor de cincuenta caballeros en el palacio sin que nadie lo notara. El príncipe heredero asintió para demostrar su aprobación sin dudar, como si supiera que esto iba a suceder.

Algunos de los Caballeros Sagrados se vistieron como caballeros reales y patrullaron el área cercana, mientras que los demás se vistieron de sirvientes. Ya que siempre hay muchas personas en el palacio, no es tan notable si se agregan cincuenta personas más.

Juicio se acomodó en la cama, disfrazado de la persona que Roland iba a matar. Para ocultar mi aura sagrada, le pedí al Papa que diseñara un sello especial, lo pegué en el armario y me encerré dentro.

Debo decir, los muebles utilizados por la familia real no son normales. El armario en sí era igual a la mitad de mi habitación y el fondo estaba forrado con terciopelo. No pude evitar recostarme y acomodarme y convenientemente utilicé una capa para cubrirme como si fuera un edredón. ¡Oh pura bendición! Comencé a tener sueño. Este armario es más cómodo que mi cama.

Por suerte, no escogí acostarme en la cama donde Juicio se encontraba. Si con sólo recostarme en el armario ya me ha dado sueño, si me recostara en la cama, probablemente me habría dormido como un cerdo por culpa de la demasiado-cómoda cama y Roland me hubiese cortado por la mitad…

“¿Sol? ¡Sol!”

“¿Hmm?” Me revolví en la cama. ¡¿Cuál es el problema?! ¡Es tan ruidoso y estaba comenzando a acomodarme!

La persona fuera quedó callada por un momento y luego apareció una serie de repentinos booms como si alguien estuviera golpeando la puerta del armario.

Salté instantáneamente sorprendido y pregunté en pánico, “¡qué-! ¿Qué? ¡¿Roland está aquí?!”

“Aún no,” la voz gruesa de Juicio llegó desde fuera del armario. “Pero estoy preocupado de que aunque aparezca, tú no lo notarías ya que estabas durmiendo muy sonoramente.”

“Ah… ¡jajajaja!” Reí nerviosamente. Eso ciertamente es posible. ¡Realmente Juicio es la persona que me entiende mejor!

“La noche es joven. Roland probablemente no vendría tan temprano. Así que para evitar que te duermas, háblame sobre Roland.”

Callé, sin saber que responder. Juicio era paciente como siempre, así que no dijo nada para apresurarme. Finalmente, suspiré profundamente y comencé a hablar sobre el pasado.

“La primera vez que vi a Roland fue durante la selección para los Doce Caballeros Sagrados organizada por la Iglesia, cuando sólo quedaban diez niños.”

“Probablemente sabes que era, más o menos, el mayor evento en la ciudad, por lo que casi todos apostaban para ver cuál de los niños serían elegidos como futuros miembros de los Doce Caballeros Sagrados.”

“Lo sé,” la voz de Juicio llegó apagada. Su voz parece estar lejos, creo que debió regresar a la cama.

“¿Aún recuerdas tus probabilidades?” pregunté, recostándome por la puerta del armario, con miedo de volver a acostarme.

“Nunca les presté atención,” dijo Juicio.

Reí. “Eres tan serio como Roland lo fue en el pasado; ¡ambos pasaban todo su tiempo practicando con la espada! Aún recuerdo: tus números eran de  1.083 a 1. Si alguien apostaba a ti, no sacarían mucha ganancia aunque ganaran.”

“Lo recuerdas claramente.” Había un pequeño rastro de admiración en la voz de Juicio.

Es inevitable, ¡ya que la única cosa de la que puedo sentirme orgulloso es mi memoria!

Continué, “las probabilidades de Roland eran 1.052 a 1; menores que las tuyas. Esto significa que en aquel momento, sus posibilidades de convertirse en el Caballero Sol eran mayores que las tuyas de convertirte en el Caballero Juicio.”

“Pero no fue así,” replicó Juicio sin emoción.

“Sip, no fue así y el que se convirtió en el Caballero Sol fue un bobalicón cuyas probabilidades eran 563 a 1,” dije con cierto humor. “¡Las personas que apostaron por mí se hicieron millonarios!”

La voz de Juicio fluyó desde el exterior, “no eras tan malo; tus habilidades sagradas y tus puntajes en los exámenes eran los mejores. Sucede que los demás no entienden la magia sagrada y no sabían los resultados de los exámenes.”

Aunque este asunto ha estado en el pasado por un largo tiempo, aun así me alivió escuchar la consolación de Juicio. ¡Exactamente! ¡No soy tan malo, solamente mi habilidad con la espada es deficiente!

“Aunque tu habilidad con la espada es horrible,” continuó Juicio.

¡Hey! No necesitas agregar eso, ¿entiendes?

“De todas formas, en aquel momento, todos pensaban que Roland se convertiría en el futuro Caballero Sol y como yo era el candidato menos posible, naturalmente nos convertimos en mejores amigos. Él siempre me ayudaba, como-”

“Ayudándote en tus peleas, trepando sobre la muralla para comprarte arándanos como postre, ayudándote a derrotar al perro que te mordió y así sucesivamente,” Juicio terminó mi oración y suspiró. “Grisia, nunca cambiaste.”

“Jajajajajajaja…” reí secamente. ¡Exactamente! Cuando Roland se fue, Juicio ocupó su lugar.

“¿Trató de culparte porque tomaste su lugar como Caballero Sol?” preguntó Juicio.

“¡No, el no trató de culparme!” Gruñí, sintiendo que quería llorar sin lágrimas. “Solamente es que él es muy lento. Aún ahora, él sigue sin percatarse de que ha hecho que todos piensen que yo lo torturé hasta la muerte. El piensa que sólo me había herido accidentalmente aquella vez.”

“Sobre el rumor de morir torturado, sospecho que…” Juicio se detuvo en medio de la oración.

Justo cuando pensé que era extraño, una voz muy familiar entró al armario. Pero, mezclada con un odio que no había escuchado antes.

“¡He dicho, que yo, Roland, regresaría y te encontraría, Su Majestad, el rey!”

¿Roland? ¿Cómo? ¿De dónde ha venido…? ¡Ah! ¡El pasadizo secreto! ¡Mierda! ¡Nunca pensé que Roland podía conocer el pasadizo!

“Tu… Tú no eres el rey…”

¿Hemos sido descubiertos?

Rápidamente abrí las puertas del armario y salté fuera. Al mismo tiempo, mi mano envió un flash de luz sagrada, la señal para los caballeros quienes estaban esperando afuera. La habilidad de la élite de nuestros caballeros sagrados no era exagerada, exactamente un instante después de enviar el flash, los pelotones de los Caballeros Juicio y Flama saltaron dentro a través de las ventanas, mientras los pelotones de los Caballeros Tierra y Sol entraron a través de la puerta.

Juicio saltó de la cama con su Espada Divina del Juicio desenfundada.

Al principio, Roland miraba ausente a la horda de personas. Luego giró y me vio. Y dijo sin creer, “Grisia… ¡¿cómo es posible?!”

“Roland, deberías saber que no podía dejar que cometieras asesinato a tu voluntad.” Miré tristemente a mi amigo de la infancia.

“Pero, definitivamente te dije que -”

Asentí, interrumpiendo la oración de Roland “me dijiste que tu enemigo era el príncipe heredero.”

“Pero,” Roland estaba tan enojado que gruño para interrumpir mi discurso, “¡este es el dormitorio del rey!”

“Sí, desde el momento en que me dijiste que tu enemigo era Su Alteza el príncipe heredero, estuve ciento por ciento seguro que tu enemigo era el rey. Roland, tu habilidad para mentir siempre ha sido tan pésima como mi habilidad con la espada.”

“Tú…” Roland estaba estupefacto.

“Además, aunque no pueda asegurar que el príncipe heredero no torturará a alguien hasta la muerte, una cosa que aseguro es que si lo hiciera, no nos enteraríamos de ello ni en diez años.” Me encogí de hombros. “El príncipe heredero no es un tonto. Si realmente torturara a alguien hasta la muerte, definitivamente se libraría del cuerpo más las pistas y terminaría con todo de una vez por todas y nunca sería tan tonto como para dejar que sus caballeros se ocuparan del cuerpo.”

“Además, los rumores de que yo había torturado al Caballero de la Muerte comenzaron a esparcirse. Si los rumores hubieran dicho que lo maté, entonces uno podría explicarlo con facilidad ya que todos escucharon que el Caballero de la Muerte iba a regresar por mí y naturalmente adivinarían que era el asesino. Pero los rumores eran tan detallados hasta el punto de mencionar tortura, lo cual es muy extraño.”

Miré a Roland y vi que estaba confundido. Cómo pensé, ese tipo no sabía nada sobre los rumores. Pero no importa; esa oración no estaba dirigida a él.

“La única persona que habría sabido que el Caballero de la Muerte fue torturado hasta la muerte, excepto él mismo, sería el asesino.”

Volví a mirar a Roland y estaba frunciendo el ceño completamente concentrado como si le costara entender los que estaba diciendo. Continué explicando, “sin embargo, este rumor se esparció con demasiada rapidez, así que dudo de que hubiese sido esparcido por el Caballero de la Muerte mismo. Después de todo, un Caballero de la Muerte no puede ir por las calles y hablar con las personas tranquilamente.”

“Por lo tanto, este rumor que trataba de inculparme fue esparcido por el asesino.” Sonreí y miré a Juicio “justo ahora, cuando hablaste sobre el rumor, esto es lo que querías decir, ¿No? ¿Desea agregar algo más, Caballero Juicio?”

Juicio me miró impasible, con una mirada que decía “deja de jugar”. Pero aun así, agregó, “al principio, si la Iglesia hubiese descubierto que este caso estaba relacionado con la familia real, nosotros habríamos decidido dejar la investigación y los oscuros secretos de la familia real jamás habrían sido revelados. Sin embargo, cuando la reputación de nuestro Caballero Sol fue envuelta, debíamos saber la verdad bajo cualquier costo.”

“Exactamente, un plan tan tonto y con tan altas posibilidades de fallar como el asesino siendo tan estúpido como culparme a mí y por lo tanto forzar a la Iglesia a investigar, jamás sería planeado por el príncipe heredero,” dije. Me burlé un poco. “Luego, sólo piensa un poco. ¿Quién me odia mucho, es un idiota y tiene tanto coraje como para intentar inculpar al Caballero Sol de la Iglesia del Dios de la Luz? Aparte de nuestro querido rey, ¿quién más podía ser?”

“¡Tonterías! ¡Chusma impertinente!”

El librero del costado repentinamente se apartó para revelar un pasadizo y el enojado rey salió corriendo seguido del príncipe heredero muy de cerca, frunciendo el ceño. Había, por supuesto, un gran número de caballeros reales siguiéndolos.

Como lo esperaba, la habitación en la que estaban escondidos era el primero que descubrí completamente sellado cuando vine a investigar más temprano. Parece que lo han reabierto para tender una emboscada desde allí.

“¡AAAAAAARGH!”

Cuando Roland fijó los ojos en el rey, sus ojos comenzaron a brillar de un rojo sangre e inmediatamente cargó con locura. El rey estaba asustado hasta sus entrañas y estiró a sus caballeros para esconderse detrás de ellos.

“¡Juicio! ¡Tierra!” grité para alertarlos, pero la respuesta de Juicio fue más rápida que la mía y ya se encontraba allí, bloqueando a Roland con su espada antes de que mis palabras dejaran mi boca. Tierra se paró frente al rey rápidamente y lanzó El Escudo de Tierra justo después de que terminé de gritar.

Comencé a recitar un encantamiento. Mientras mi encantamiento se hacía más largo, la luz sagrada de la habitación comenzó a brillar con más fuerza. Esta luz era un arma letal para los no-muertos, así que aunque Roland fue un espadachín increíble en vida y era la crème de la crème entre los no-muertos como un Caballero de la Muerte ahora que está muerto, no pudo resistir mucho bajo la luz sagrada. Adicionalmente, su oponente era el Caballero Juicio, quien era el mejor espadachín entre los Doce Caballeros Sagrados.

Como lo predije, no mucho después de que comenzaron a pelear, Roland ya no pudo mantenerse en pie y fue desarmado por Juicio. Su espada resonó en toda la habitación y fue forzado en una posición de medio-arrodillado por la luz sagrada de la habitación.

Al ver esto, el rey, quien originalmente estaba escondido detrás de sus caballeros reales, salió al frente y comenzó a pisar a Roland en la cabeza. Le insultó mientras lo pisoteaba, “tú bastardo, ¿te atreves a regresar para tomar venganza? ¡Es un honor para un poca-cosa como tú morir por mi mano!”

“¡Padre, detente!”

El príncipe heredero palideció. Corrió hasta su padre y lo estiró para atrás, pero su cuerpo era demasiado débil, así que fue empujado por el rey. Por suerte, los caballeros a su alrededor pudieron atraparlo a tiempo, así que Su Alteza no cayó al piso.

“¡Deje de pisarlo!” El Caballero Flama fue la primera persona que ya no pudo contenerse. Corrió hacia el rey y lo tiró a un costado.

“¡¿Te atreves a empujarme?!” el rey estaba sorprendido. Luego gritó histérico, “¡Caballeros Reales, mis caballeros! ¡Me atacó! ¡Les ordeno que ataquen inmediatamente!”

Cuando los caballeros reales recibieron la orden de atacar a los Caballeros Sagrados, claramente estuvieron sorprendidos por un momento. Sin embargo, probaron ser dignos de ser llamados caballeros reales. Un corto segundo después, sacaron sus espadas y ordenadamente avanzaron hacia el Caballero Flama.

Flama estaba tan enojado que su rostro se volvió rojo brillante. Gruñó con una voz grave, “¡¿se atreven a apuntarme un arma?! ¡Caballeros Sagrados, prepárense para la batalla!”

Y así, los Caballeros Sagrados voltearon y apuntaron sus armas a los caballeros reales.

“¡Todos, detengan esto ahora mismo!” bramó el Caballero Juicio, furioso.

Pero ahora, la situación estaba tan fuera de control que ni siquiera el vivo grito del Caballero Juicio podía detenerla. Es cierto que el pelotón del Caballero Juicio bajó sus armas, porque jamás se atreverían a desobedecer una orden del Caballero Juicio. Pero mi pelotón del Caballero Sol, el Caballero Flama quienes tenían un carácter explosivo y el Caballero Tierra quien es honesto en la superficie y malvado por debajo-todos también estaban allí.

Debido a la desastrosa actuación diaria del rey, todos estos Caballeros Sagrados ya hayan estado despreciando al rey en sus corazones desde tiempo atrás. Además, este viejo corrió al frente por sí solo para pisotear al Caballero de la Muerte e incluso admitió que lo había matado. Es casi como si tuviera miedo de que los Caballeros Sagrados no lo odiaran lo suficiente.

Los Caballeros Sagrados y los caballeros reales se miraron los unos a los otros y levantaron sus armas, listos para la batalla. El rey añadió más combustible al fuego agarrado una vasija y lanzándola al Caballero Flama. Afortunadamente, la vasija no encontró su marca y se hizo añicos contra el escudo protector de Tierra.

Aun así, este acto de irrespeto hacia los Doce Caballeros Sagrados de la Iglesia hizo enojar al Pelotón del Caballero Sol. No sé qué miembro del pelotón de Caballeros Sagrados escupió hacia los caballeros reales, pero después de eso, la situación se tornó fuera de control. Los caballeros comenzaron a pelear entre ellos inmediatamente y el sonido de espadas entrechocándose nunca se detenía.

No es que quiera alardear, pero aunque los miembros de mi Pelotón del Caballero Sol tienen personalidades muy explosivas, sus habilidades están garantizadas como de primera clase.

Me preguntaba si mi Pelotón del Caballero Sol tenía muy mala suerte o era a causa de su comportamiento natural, ya que siempre se meten en problemas con alguien o algo con lo que no deberían jugar. Ya que el líder de su Pelotón siempre está sonriendo y por lo tanto luce como el blanco perfecto para intimidar y el líder generalmente aplica la estrategia de “no me importa” cuando tiene que lidiar con las cosas de su pelotón, así que obviamente, deben depender en sus excelentes habilidades con la espada y su solidaridad para darle una paliza que jamás olvidará a esa persona para que ni se atreva a quejarse frente a mí.

Ignoré la pelea detrás de mí y caminé hasta Roland. Mirándolo, sentí como mis emociones se volvían turbulentas.

“¡Grisia, Grisia!”

Roland dijo mi nombre en voz baja. Me miró, sin expresión, pero las llamas en sus ojos lentamente se volvieron negras. Me miró con esas negras llamas y preguntó, “¿te convertiste en el Caballero Sol para proteger a ese tipo de persona?”

Respondí en voz muy baja, “Roland, hay muchas cosas en este mundo a las que debemos comprometernos. Yo soy el Caballero Sol de la Iglesia del Dios de la Luz, así que hay muchos puntos que debo considerar.”

“¿Esta es tu respuesta?” las flamas en los ojos de Roland comenzaron a hacerse más oscuras.

“Roland, mira la situación en la que estás.” Mis ojos estaban llenos de compasión. “Sin importar qué es lo que ha hecho el rey, aún es el rey y yo tengo que detenerte en tu intento de matarlo.”

“¿Aunque merezca morir?” Roland me miró, las llamas negras saliendo de sus ojos.

“Sí, aunque merezca morir miles de veces.” Declaré firmemente.

“¡Un Caballero Sol tan bueno!” Roland comenzó a reír repentinamente, de una leve risa a una sonora carcajada, hasta que estaba riendo histéricamente. Las flamas de sus ojos sobresalían alarmantemente, quemando mientras bajaban por su mejilla, como lágrimas negras.

“¡Ack!”

Sin avisar, Roland me mandó a volar a través de la habitación con sus hombros. La luz sagrada que llenaba la habitación inmediatamente desapareció sin dejar rastro. Luego de que la luz sagrada desapareciera, Roland se levantó de su posición.

Aterricé y volví a ponerme en pie. El pelotón del Caballero Juicio que estaba cuidando la puerta vio lo que había sucedido y trataron de ayudarme a ponerme en pie, pero les ordené con un gesto que regresaran a sus posiciones. Pero nadie más vio lo que había sucedido, excepto ellos, porque el dormitorio se había convertido en un campo de batalla en desorden total. Incluyendo a los caballeros reales y los pelotones del Caballero Flama, el Caballero Tierra y mi Pelotón del Caballero Sol, había más de cincuenta personas peleando en la habitación.

Aunque el príncipe heredero y Juicio estaban gritando para detenerlos, el rey continuaba añadiendo combustible al fuego. Mi pelotón del Caballero Sol completamente ignoraba las órdenes del Caballero Juicio, ya que yo era su líder y ¡el Caballero Juicio era mi enemigo jurado después de todo! Era natural que no escucharan las órdenes de Juicio.

El rostro de su Alteza el príncipe heredero estaba tan pálida que parecía que iba a desmayarse en cualquier momento. En contraste, el rostro del Caballero Juicio tenía un color púrpura amenazante del enojo.

Por suerte, éste era el dormitorio del rey. Y esta habitación era lo suficientemente grande como una sala de conferencias. ¿De qué otra forma podían entrar cincuenta caballeros dentro?

Recité el hechizo y luz sagrada volvió a inundar la habitación, pero esta vez era más brillante que antes. Sin embargo, empleé un pequeño truco, haciendo que la luz sagrada llenara toda la habitación excepto el espacio alrededor de Roland.

Necesito que Roland se transforme en un Señor de la Muerte. Sólo así mi plan funcionará.

La luz sagrada logró bloquear el aura oscura que se revolvía alrededor de Roland mientras se transformaba de un Caballero de la Muerte a un Señor de la Muerte. La luz segadora también evitaba que alguien pudiera ver a Roland claramente. El pelotón del Caballero Juicio debió pensar que ya había dominado al Caballero de la Muerte, así que no hicieron nada.

No necesito mencionar a los demás. Estaban tan ocupados peleando que dudaba de que hubiesen notado la reaparición de la luz sagrada luego de un corto lapso.

Sin embargo, mi luz sagrada no puede bloquear mi visión, así que pude ver el nacimiento de un Señor de la Muerte con mis propios ojos.

La piel de Roland era de un blanco grisáceo, las llamas de sus ojos se volvieron negras y se esparcieron sobre su rostro, dejando dos marcas parecidas a las lágrimas. Ahora, las marcas continuaban quemando mientras bajaban. No pude ver dónde fueron bajo sus ropas, pero las marcas rápidamente se esparcieron a sus brazos.

Excepto por las marcas de las llamas negras que fluían desde de sus ojos, el aura oscura que rodeaba a Roland entró en su cuerpo y “creció” en su espalda. Transformándose en… alas de dragón, ¡Exactamente iguales a las que verías en un mural! La única diferencia es que las puntas de las alas de Roland eran afiladas.

Cuerpo blanco grisáceo, marcas de llamas negras, alas de dragón con garras afiladas… ¿Esta es la apariencia de un Señor de la Muerte? Pensé.

Debo admitir, luce bastante poderoso y llamativo. Ahora sólo puedo esperar que mi plan detenga a Roland o si no… jaja, ¡Supongo que no tendré otra opción más que morir con Roland!

En este momento, Roland abrió los ojos. Se examinó las marcas de sus brazos con curiosidad y tocó sus alas.

¡Es tiempo! Corrí hasta Roland y lo enfrenté cara a cara, la distancia entre los dos menos que un pie de distancia. Cuando me vio, sus facciones se contrajeron con enojo. Volvió a hacerme volar con un golpe, pero esta vez, no pude ver su ataque claramente.

Volví a aterrizar en el piso. ¡Ouch! ¡Eso realmente duele! Tengo la sospecha de que acaba de hacerme un hoyo en el pecho o, peor aún, ¡acaba de atravesarlo!

“¡Caballero Sol!”

El pelotón del Caballero Juicio fue el primero en notar mi trágico estado. Todos jadearon de sorpresa y trataron de correr en mi ayuda. Pero antes de que pudieran hacerlo, Roland tendió su mano y recitó un hechizo. Convocó a un montón de criaturas oscuras: zombis, esqueletos, espíritus, una araña vampírica con cabeza-humana… habían más de los que podía nombrar.

¡Oh mi Dios! ¡Esto está COMPLETAMENTE fuera de mi liga! Pensé, quedándome en blanco. ¿No me digas que mi plan va a volverse en contra mía y Roland me matará en un instante?

El pelotón del Caballero Juicio ya no tenía tiempo de ayudarme. El ataque tomó a todos por sorpresa y estaban teniendo problemas para defenderse, pero finalmente pude atraer la atención de los caballeros que estaban peleando ardidamente en el medio de la habitación.

Todos los caballeros reales gritaron, “¡Protejan al príncipe!” Pero cuando escucharon que todos estaban diciendo lo mismo, agregaron rápidamente, “¡Protejan a su Majestad, el rey!” Ese viejo realmente no es popular con su gente…

Por parte de mi Pelotón del Caballero Sol, cuando me encontraron vomitando sangre en el suelo, sus expresiones de sorpresa fueron tan variadas que uno podía haber hecho una “Enciclopedia de rostros sorprendidos y aterrados”.

Suprimí mi dolor y ordené a mi pelotón, “Detengan a las criaturas oscuras. No dejen que ninguna salga de esta habitación.”

“¡Sí Señor!” Respondieron simultáneamente. Estaban tan bien disciplinados que era difícil creer que habían estado peleando una batalla hace unos segundos atrás.

Aunque la mayor parte del tiempo están creando desastres, en cuanto les ordeno algo, son obedientes como cachorros. Esto es porque una vez les dije, “Si les digo que salten de un risco, tienen que saltar o de lo contrario los empujaré yo mismo y les mandaré una roca como acompañamiento.”

Al principio no tuvieron miedo, ya que era un sonriente Caballero Sol después de todo. ¿Cómo puedo ser aterrador? Pero luego de empujar a dos miembros del pelotón por el risco y empujar dos rocas después de ellos con un rostro sonriente, el resto decidió saltar por sí mismos.

Mi Pelotón del Caballero Sol estaba haciendo progresos más rápidamente al limpiar criaturas oscuras que el Pelotón del Caballero Juicio. Esto es de esperarse, ya que las criaturas oscuras están aterradas de los hechizos como luz sagrada, sagrada bendición y otras magias sagradas y estos eran los hechizos que cada miembro del Pelotón del Caballero Sol debe aprender.

Cuando vi que no era ninguna dificultad para mi Pelotón, derrotar a esas criaturas oscuras y que sólo era cuestión de tiempo antes de que limpiaran el lugar. Me sentí un poco más relajado.

En ese instante, ambos Flama y Tierra se acercaron a mí y me ayudaron. Luego de levantarme, comencé a darles órdenes a ambos. “Flama, encárgate de los espíritus. Tierra, observa la situación y provee asistencia si es necesaria. No quiero ver a nadie seriamente herido.”

Ambos asintieron. El Caballero Flama se unió a la batalla en cuanto su espada-ancha de dos manos estuvo iluminada por llamas purificadoras y específicamente eligió a los espíritus primero.

El Caballero Tierra quedó a mi lado, atendiendo la situación de la batalla, utilizando su hechizo protector de vez en cuando.

Roland estaba rodeado de criaturas oscuras. Observaba la batalla que se llevaba a cabo a su alrededor con una sonrisa levemente malvada.

Esa no es una expresión normal en él. Comencé a sospechar. Roland… ha enloquecido por la cólera, ¿No?

Mientras estaba especulando, Roland hizo algo que confirmó mis sospechas de que había perdido la cordura. Utilizó su aura oscura como una red, envolviendo la habitación y atrapándonos a todos dentro. Luego de ello, convocó a más criaturas oscuras de forma a que la cantidad de criaturas oscuras fuera equivalente al número de caballeros en la habitación.

Ahora entiendo por qué el libro de Conocimientos Básicos sobre criaturas no-muertas decía, “nunca dejes que un Señor de la Muerte nazca, de lo contrario será una catástrofe”… ¡Así que el Señor de la Muerte es inimaginablemente poderoso!

Parece que esta vez mi plan fue demasiado temerario.

Vi que el Caballero Juicio estaba a un lado preguntando al príncipe, “Lo siento, Su Alteza. La situación se ha salido de control. ¿Puedo preguntar cuánto le tomará a los otros caballeros reales notar que algo ha salido mal?”

El príncipe estaba muy pálido. Todavía tenía que lidiar con su padre el rey. Sonrió amargamente y respondió, “Ya que estábamos manejando asuntos privados que… no eran adecuados para el conocimiento general, he puesto a todos los guardias muy lejos, e incluso les ordené de que no se acercarán aunque hubiera una conmoción.”

Al escuchar esto, el Caballero Juicio frunció el ceño y me miró. Podía adivinar cuál era su plan. Quería que escapara primero y alertara a todos en el palacio y la Iglesia.

Esta realmente era la mejor forma. ¿La razón? Uno, estaba seriamente herido. Dos, aunque no estuviera herido, mis habilidades de pelea serían equivalentes a la de una persona seriamente herida. Tres, todo mi cuerpo estaba rodeado de aura sagrada, así que sería fácil para mí romper la red de aura oscura.

Pero tenía mi propio plan y ahora sólo queda un paso más.

“¿Para qué pago a mis caballeros? ¡Vayan y maten a ese bastardo!” El rey estaba tan enojado que todo su blando cuerpo no podía parar de temblar. Incluso abofeteó a uno de los caballeros reales.

¡Mi querido Majestad el Rey! ¡Nunca he querido besar es gorda mano más que ahora en toda mi vida!

Ese tipo de actitud y forma de hablar absolutamente enfurecerán a Roland, ¡Y esto es lo que estaba esperando!

Como esperaba, la ira de Roland explotó. Las flamas en sus ojos llamearon más altas y rugió terriblemente. Su aura oscura se revolvió como una tormenta e hizo que toda la habitación temblara.

Inmediatamente comencé a correr hacia el rey. Aunque no sé como Roland podría abrirse paso entre los caballeros reales y llegar hasta el rey, ese tipo definitivamente encontraría la forma. Lo único que debía hacer era ponerme delante del rey antes de que atacara.

Mientras corría, me volví para ver a Roland. Levemente, noté que el aire alrededor de Roland se estaba deformando ligeramente. ¿No me digas…?

Corrí más rápido, temiendo que no llegara a tiempo para detener a Roland.

La figura de Roland desapareció.

Antes de que nadie pudiera reaccionar, el Señor de la Muerte apareció frente al rey y mostró una risa malvada llena de satisfacción. “Su Majestad, es hora de pagar por sus crímenes.”

El rey estaba tan asustado que sus piernas renunciaron y cayó de rodillas.

Esta es la magia elemental espacial: Teletransportación. Permite que la persona acorte la distancia entre él y su destino en un instante. ¡Nunca pensé que un Señor de la Muerte podía utilizar este hechizo!

“¡Detente, Roland!”

Cuando vi que Roland había levantado su espada y sin titubear daba una estocada hacia la cabeza del rey, di un salto para colocarme frente al rey en el momento justo. Con una combinación de magia sargada y la protección del Escudo de Luz, detuve el ataque de Roland.

Aún así, un profundo tajo apareció en mi pecho y la sangre de mi herida lo alcanzó. Cada gota llena de elemento sagrado fue extremadamente dolorosa para él. Gruño del dolor.

Aunque su cuerpo se erosionó en partes haciéndolo lucir horrible, parecía que había recuperado la consciencia. Las llamas de sus ojos ya no eran tan negras como antes. Al ver esto, no pude evitar suspirar de alivio. Por fin se ha calmado. ¡Estaba preocupado que continuara haciendo estragos!

“Grisia…” Roland levantó la cabeza y preguntó con confusión, “hace un momento, porque no detuviste-”

“¡Roland!” Lo interrumpí. ¿Estás bromeando? Si las personas aquí supieran que no detuve la transformación de Roland, el día en el que YO sea quemado en la estaca no estará muy lejos.

“Sé que estas obsesionado con matar a la persona que te torturó y asesino. Pero también sé que no lo estás haciendo por venganza, sino para salvar a este hermoso país del reinado de un cruel asesino, evitando que el asesino ponga en peligro a más personas y creando más desafortunados Caballeros de la Muerte, ¿no?”

Cuando escuchó mi pregunta, escuchó muchas de sus intenciones allí. Asintió reflexivamente.

Lo miré calmadamente y dije, “así que si el rey decide renunciar como una señal de arrepentimiento de sus pecados, entonces serías capaz de descansar en paz. ¿No es así, Roland?”

“Caballero Sol, qu… ¡¿qué tonterías estás diciendo?!” El rey estaba tan enojado que su rostro estaba rojo como un tomate.

Roland frunció el ceño, como si estuviera dudando de las verdaderas intenciones de mi verdadero plan.

“¿Roland? ¡¿No puedes ser… Capitán Roland?!” exclamó un caballero real. Cuando escucharon este grito, todos los caballeros reales parecieron reconocer el nombre de Roland y comenzaron a examinar las facciones del Señor de la Muerte. Pronto, uno por uno, todos los caballeros comenzaron a reconocer a Roland.

Los caballeros reales comenzaron a hablar entre ellos, “¡realmente es él! Era el más joven de los capitanes de los caballeros reales…”

“¡Es Roland! Patrullé con él una vez.”’

“¡Era un caballero tan talentoso! ¿Cómo terminó de esta forma…?”

“¡Capitán Roland! ¿No fui-fuiste a-asesinado por enemigos en una misión muy lejos?” el caballero real que había reconocido a Roland primero, gritó agitado.

Roland giró hacia el joven caballero real. Su rostro se ablandó visiblemente. Respondió, “Oh, eres tú, Hele.”

“¡Realmente es el Capitán Roland!” Cuando escuchó su propio nombre ser pronunciado, Hele estaba tan agitado que tiró su espada. Sin poder creerlo, gritó, “¡¿cómo t-te convertiste en un Caballero de la Muerte?!”

Roland giró su cabeza lentamente hasta mirar al rey. Su expresión de odio decía a todos que este hombre era el que lo había asesinado. Las miradas de todos los caballeros reales cayeron sobre el rey. Muchos mostraban expresiones de comprensión repentina, sin un rastro de duda ante las palabras de Roland. Además, la forma en la que el rey actuaba normalmente les decía a todos que realmente podía hacer algo como eso.

El rey pasó de la vergüenza al enojo. Gritó fuertemente, “aunque lo haya matado, es mi caballero real. Si él hizo algo malo y lo ejecuté, ¿cuál es el error en eso?”

El príncipe heredero estaba parado a un costado, escondiendo su rostro entre sus manos, resignado y cansado del desastre que había creado su padre.

“¡Tonterías! El Capitán Roland era el caballero que más respetaba la ley, ¡nunca haría algo malo! Si dices que ha hecho algo malo, ¡dinos que crimen cometió!”

El caballero llamado Hele era obviamente parte del “Grupo Apoyemos a Roland”. Incluso tuvo el coraje de contradecir al rey, aunque al terminar, su expresión reflejó un pánico extremo. Aún así, otros caballeros reales evidentemente concordaban con su discurso. Nadie más contradijo al rey, pero mirando a sus miradas frías hacia el rey, era obvio que Roland había tenido una buena imagen entre los caballeros reales.

“¡Él, él se tomo libertades con la princesa!” El rey astutamente escogió un crimen muy difícil de investigar sin pensar en la reputación de su propia hija.

Lo que pasó después fue bastante impresionante de ver. Veinte o más caballeros reales mostraron extrañas expresiones al mismo tiempo. Hele explicó mientras parecía que no sabía si reír o llorar, “todo el mundo sabe que el Capitán Roland no tiene citas, no le importa el dinero, no apuesta, no bebe y no riñe. Todo lo que hace es practicar con la espada y luego practicar aún más…”

Este tipo de persona es difícil de acusar. Apuesto a que el rey probablemente se está lamentando internamente en este mismo momento…

“Yo… como el rey de este país, no mataría al azar a uno de mis propios caballeros sin razón. Si digo que se tomó libertades con la princesa, ¡Entonces se tomó libertades con ella!” el rey insistió obstinadamente.

Todos los caballeros reales se callaron. Si el rey se reusaba tercamente a aceptar sus crímenes, entonces ellos no podían hacer nada. Aunque los admita, ¿qué podían hacer los caballeros excepto sentirse decepcionados en sus corazones? A menos que hubiera una revolución…

“Su Majestad el rey quería matarlo porque…” una voz apareció tan relajada que parecía fuera de lugar en este ambiente tan tenso. Mientras los ojos de todos estaban a punto de saltar de la sorpresa, el Caballero Tormenta apareció detrás de un espejo. Parecía relajado y su rostro tenía una sonrisa aburrida que nadie habría puesto luego de ver a un Señor de la Muerte.

¡Tormenta está enojado!

Sé cuando Tormenta está enojado. Cada vez que se enfurece, pone un aire relajado y con el atacará repentinamente cuando no lo estas esperando, haciendo mucho daño.

Por ahora soy el que tiene el record de haber hecho enojar a Tormenta más veces. A través de trece años lo he hecho enojar diez veces y he sufrido su repentina venganza nueve veces. Hay una retribución menos porque una vez, después de hacerlo enojar, hice enojar a mi maestro.

Cuando tomó ese aire de relajación y me buscó por venganza, ya estaba tirado en mi cama, con todo mi cuerpo lleno de vendas como una momia. Se quedó callado junto a mi cama por diez minutos. Luego, su simpatía derrotó su deseo de venganza (¿O no encontraba algún lugar que ya no estuviera lastimado?). De todas formas, se fue sin hacerme nada.

Esta vez parece que la sala de torturas secretas lo ha hecho enojar.

Tormenta empujó el espejo de cuerpo entero lejos. Y éste golpeó la pared con mucha fuerza y si mis ojos no me engañaban, la pared tenía grietas…

“Él descubrió sobre sus horrendos crímenes de torturar y matar sirvientas, así que trató de exponerlo. Pero fue capturado y torturado por tres meses hasta que murió.”

¿Cómo se enteró de un tiempo tan exacto como tres meses? Estaba bastante confundido. Ni siquiera yo sé cuánto tiempo fue torturado Roland.

El rey retorció su rostro, y gruño, “¡perjurio! ¡Esta es una falsa acusación! ¿Cómo podrías saber cuánto tiempo encerré a Roland?”

Tormenta dijo impasible, “no hay pared bajo el cielo que no tenga fugas y no existe un secreto que nadie pueda encontrar. Si incluso sé que estás usando ropa interior de leopardo ahora mismo, “¿qué otra cosa puede haber que no sepa? ¿Quieres que repita como lo torturaste? Azotes, marcas, quitándole las uñas, quitándole la piel, cortándole la lengua, meterlo en agua salada, echándole agua con azúcar y luego colocando hormigas sobre él… ¿Necesito continuar?

El rostro del rey palideció visiblemente.

Cuando Roland escuchó los métodos de tortura, se tapó el rostro con las manos y aulló. Evidentemente recordaba el inhumano proceso de tortura.

¡Bravo! Casi ovacioné a Tormenta. Originalmente, solamente le ordené que saliera en la mitad del plan para ayudarme a exponer la existencia de la cámara secreta de torturas. No pensé que fuera un tipo tan responsable. Incluso averiguó cuánto tiempo fue encerrado Roland, cómo fue torturado, más el color de las ropas interiores del rey. Sinceramente recé al Dios de la Luz, ¡Por favor protege a Tormenta para que no muera de tanto trabajo!

Tormenta dio un paso alejándose del espejo. Entonces noté que había estirado las cortinas de la cámara de torturas. Sin las cortinas, el olor de carne putrefacta y sangre instantáneamente salieron de la habitación, enfatizando aún más el horrible crimen que Tormenta había revelado.

Para este momento, mi Pelotón del Caballero Sol ya había eliminado a la mayoría de las criaturas oscuras. Roland no se percató que ya no había criaturas oscuras protegiendo sus espaladas, pero de todas formas, nadie lo atacó.

De hecho, juzgando por sus expresiones, su deseo de atacar al rey tenía más peso que su deseo de atacar al Señor de la Muerte.

“Flama, ve y purifica el aire de resentimiento permanente de la cámara de torturas,” ordené.

Flama asintió, pero en cuanto dio un paso dentro de la cámara de tortura, no llamó a las llamas inmediatamente. En cambio, se quedó parado allí, estupefacto. En ese segundo, un silencio mortal llenó la habitación. Luego, tras un largo minuto, escuchamos a Flama liberar un largo aliento.

Las llamas de purificación acababan de prenderse cuando los gritos de los espíritus resentidos salieron de la cámara de tortura, como el grito de un hombre durante el momento más doloroso de su vida.

Muchas personas palidecieron cuando escucharon los gritos e inmediatamente bajaron la cabeza y comenzaron a rezar.

Cuando los gritos terminaron, una oración aún más sorprendente apareció.

“Padre, por favor renuncia y disfruta el resto de tu vida en paz.”

Cuando el príncipe heredero finalmente habló, cansancio estaba escrito en su rostro. Claramente, estaba absolutamente cansado de este horrible juego.

“¿De qué estás hablando…?” el rey miró a su hijo sin creer.

El príncipe dijo a su padre con una expresión severa, “por favor renuncia para demostrar responsabilidad por tus crímenes. Como tu hijo, te cuidaré por el resto de tu vida.”

Al escuchar eso, los ojos del rey fueron de un lado para el otro. Miró alrededor. Los caballeros reales lo miraran fríamente, mientras que los rostros de los Caballeros Sagrados estaban llenos de desdén y cerca de él estaba el muy poderoso Señor de la Muerte que lo odiaba hasta los huesos.

Finalmente, me miró, pero giré lentamente y utilizando mi cabello y el ángulo de mi cabeza para ocultar mi expresión, mostrándole solamente a él una risa malvada en mi rostro.

Su rostro perdió todo el color que le quedaba. Claramente, entendió quién era el responsable del plan de esta noche para echarlo del trono. Coincidentemente, esta persona era el líder de los Doce Caballeros Sagrados, quien era capaz de movilizar todo el Templo Sagrado. Adivino que este tipo debe estar pensando que todo esto es un malvado plan por parte de la Iglesia del Dios de la Luz o algo similar.

“Yo- yo renuncio,” finalmente anunció el rey con un rostro gris.

Cuando dijo esas palabras, metí mi mano en mi bolsillo y rompí un pequeño espejo rosado con forma de corazón.

En ese momento, algo inusual comenzó a sucederle a Roland. Flotó lentamente alejándose del suelo y al principio todos pensaron que iba a atacar. Sin embargo, el sólo miró a sus pies, confundido, como si tampoco entendiera por qué estaba flotando.

Su aura oscura lentamente menguó y fue remplazada por una leve brillo rosa.

¿Por qué es un brillo rosa? Claramente pedí uno blanco… pensé silenciosamente.

“¿Es porque su obsesión se ha resuelto, por lo que está continuando su camino?” uno de los Caballeros Sagrados quien leyó el libro sobre los no-muertos dijo sorprendido.

“¡Capitán Roland!” Hele miró a Roland en mitad de aire y gritó con tristeza claramente reflejada en su voz.

La expresión de Roland era de confusión, como si dudara de la razón por la cual estaba continuando su camino. Comenzó a pelear y el aura oscura opacó algo del brillo rosado…

“Señor de la Muerte, ¡déjame echarte una mano!”

Grité y luego encerré a Roland en una jaula de magia sagrada. El aura oscura desapareció de inmediato, dejando solamente el brillo rosado, el cual se hizo más y más fuerte. Finalmente, una nube de brillo rosado apareció en mitad del aire y comenzó a descender, cubriendo a Roland.

Finalmente, Roland pareció comprender. Me miró con una mirada muy significativa y dijo “Grisia, adios1.”

Asentí.

Un rayo de luz y el Señor de la Muerte desapareció. Delicados y suaves pétalos de rosas rosados cayeron, su fragancia anunciando la desaparición de todas las criaturas oscuras.

Vi los pétalos caer en la habitación y me alegré internamente. Afortunadamente, todo había salido exactamente como lo planeé.

Solamente cuando Roland se hubiera convertido en un Señor de la Muerte hubiese sido una verdadera amenaza para la vida del rey. Y ya que arriesgue mi propia vida para salvar al rey saltando frente al ataque de Roland, nadie pensará que estaba tratando de ayudar a Roland. Luego, Tormenta apareció y expuso el verdadero rostro del rey, haciendo que los Caballeros Sagrados y más importante, los caballeros reales, se pusieran en contra del rey… Aunque tengo la sensación de que ya no estaban en tan buenos términos, aún sin que yo haya hecho nada.

Bajo la amenaza del Señor de la Muerte y el aislamiento de los Caballeros Sagrados, el príncipe heredero, primero, estaría preocupado de que el Señor de la Muerte tratara de matar al rey y muriera junto con él en el proceso; segundo, querrían confrontar a los caballeros reales; y tercero… tal vez había un pequeño motivo egoísta por parte del príncipe heredero quien se acerca a sus cuarenta. Al final, habló para apurar a su padre a renunciar.

El príncipe heredero ya ha tenido mucho que decir en las políticas del reino desde hace tiempo. Incluso el rey no se arriesgaría a las consecuencias de pelearse con su hijo si es que no hubiera renunciado.

Finalmente, forcé al asesino a renunciar. Creo que luego de que dije, “podría crear más Caballeros de la Muerte”, el príncipe cuidará a su padre con mucha atención y evitará que vuelva a crear más tragedias.

Roland, puede que al final este fin no te satisfaga, pero dentro de todo, no soy un Caballero de la Muerte, no puedo matar para resolver los problemas.

Los muertos pueden matar personas, tomar venganza y luego morir, pero los vivos deben quedarse y responsabilizarse de la carga de limpiar el desastre. Así que, los vivos siempre deben buscar un compromiso. Roland, espero que puedas aceptar esta justicia.

El rey renunció y el Señor de la Muerte continuó su camino.

El asunto fue resuelto en una forma inesperada, ¡pero aún así podía considerarse un buen final!

Los cincuenta y pocos Caballeros Sagrados regresamos al Templo Sagrado. No pudimos evitar tener heridas desde ligeras a graves, pero bajo el trabajo duro de los clérigos del Santuario, nadie tenía heridas luego de una hora y media.

Como era el Caballero Sol y había sufrido heridas severas, obviamente yo fui la primera persona que pasó por diez o más Curaciones Avanzadas, de diez o más obispos. ¡Estimo que incluso me curaron las puntas abiertas del pelo! Inmediatamente volteé para ir a mi habitación a dormir un poco, pero Juicio me siguió.

“¿Sol, puedo hacerte algunas preguntas?” preguntó Juicio.

“¿Sí?” lo miré y sonreí.

Juicio dudó, pero aún así preguntó con el ceño fruncido, “Cuando trajiste a Flama y a Tierra con nosotros, realmente fue para detener al Caballero de la Muerte y no porque sus temperamentos ardientes hacen que causen conflictos fácilmente, para poder crear tiempo para que Roland se transformara en un Señor de la Muerte, ¿no?”

“El Caballero Tierra es honesto y muy amable. ¿Cómo puede ser alguien que causa conflictos fácilmente?” Escogí el momento exacto para lucir confundido.

Al escuchar mi respuesta, Juicio frunció el ceño. Sé que no puede objetar a eso, ¡ya que todo el continente sabe que el Caballero Tierra es honesto y amable!

Sólo pudo continuar preguntando, “cuando los caballeros reales y los Caballeros Sagrados comenzaron a pelear, hablaste con Roland por unos minutos y luego comenzó a transformarse en un Señor de la Muerte. No utilizaste tu amistad con Roland para enfurecerlo, ¿no?”

Acabé de abrir mi boca para responder en el “estilo sin sentido” una vez más, pero Juicio continuó hablando, dejándome sin oportunidades de hablar.

“Cuando Roland estaba a punto de convertirse en un Señor de la Muerte, ¿realmente no tuviste forma de detenerlo?”

Juicio se detuvo dudando luego de lanzarme las dos preguntas, pero finalmente dijo con un aire de confianza completa, “Esta noche, cuando la situación progresó hasta la renuncia del rey… ¿lo hiciste todo por Roland?, Si tú-”

“¡Caballero Juicio!” Sonreí e interrumpí la horda de preguntas de Juicio. “Sólo necesitas saber una cosa: sin importar si el Caballero de la Muerte es Roland o alguien más, la progresión de la situación no habría cambiado. El final nunca cambiaría.”

Juicio frunció el ceño, obviamente dudando de mis palabras.

Calmadamente puse mi mano sobre el símbolo del Caballero Sol en mi pecho y dije seriamente, “La primera cosa que mi maestro me enseñó fue, ‘impartir justicia es la razón de la existencia del Caballero Sol’”.

Mi maestro dijo, “Hijo, el Caballero Sol puede no llegar a un justicia completa y el Caballero Sol puede llegar a comprometerse. Pero, el Caballero Sol nunca se rendirá a la hora de impartir justicia. Cuando renuncies a eso, ¡quítate el símbolo del Caballero Sol de tu pecho, porque ya no serás un Caballero Sol!”

“¿Entiendes mi respuesta? ¿Caballero Juicio?” pregunté.

Juicio guardo silencio por un momento y luego asintió, “Comprendo, Caballero Sol. Sin embargo, tengo una última pregunta.”

“¡¿Más preguntas?!” sonreí sin poder hacer nada.

“El Caballero Sol no dejaría que un Señor de la Muerte andará suelto por las calles, ¿No?”

“¡Por supuesto que no!” Sonreí mi sonrisa más radiante y bostecé abiertamente. “¡Tengo sueño! Iré a dormir. Deberías dormir también.”

El Caballero Juicio calló una vez más. Cuando apuré el paso y estaba a punto de entrar a otro corredor y salir de su vista, Juicio preguntó, “Así que, ¿dejaría Grisia que Roland fuera libre?”

Al escuchar eso, me detuve, inconscientemente tocándome el bolsillo. Luego de haber roto el espejo con forma de corazón, un libro de necromancia avanzada, un certificado de estudiante de necromancia y una nota que aún no había leído habían aparecido en mi bolsillo.

Reí amargamente, y secretamente abrí la nota mientras trataba de escapar, “Sobre eso, es muy tarde, así que Grisia ya se ha dormido. ¡Hablará contigo en otro momento!”

La nota decía, “Mi querido estudiante, ya no sueñes que tu Roland descansará en paz. Me dijo que su verdadera obsesión es convertirse en el Caballero Sol.”

¡Gahhhhhh!

¡Debí haberlo quemado en una estaca desde el principio!

 

[Caballero Sol Volumen 1 Capítulo 10 Fin]

 

Notas:

1 Adiós: Esta frase es 再见, zài jiàn. Es traducido como adiós en chino. Pero si lees ambos caracteres por separado, también puede significar “otra vez (再) encontrarse (见)”. Así que mientras Roland en la superficie estaba diciéndole adiós a Sol, lo que realmente estaba diciendo era “hasta luego”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *