½ Prince V3C2: Infinite City

posted in: Medio Principe | 2

½ Prince (Príncipe a la mitad) Volumen 3: Historias de un Príncipe Vagabundo

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

_____________________________________________________________________________________________
Capítulo 2: Infinite City – Traducido al español por Ashivrel, lectura y edición por Miko y little_cris

“¿Por qué tengo que ser el señor feudal?” Refunfuñé descontenta. No tengo ni la más mínima idea de qué hacer como señor feudal; ¿no sería mejor si la posición se la damos a Wolf-dàgē? ¡Hacerme a mí el señor feudal! A demás no estoy segura de qué hacer con nuestro nuevo territorio. ¿Qué vamos a hacer con él, cultivarlo?

“Déjame preguntarte, Prince,” dijo Lolidragon de forma interrogativa mientras pinchaba mi nariz con un dedo, “¿sabes cómo idear estrategias o comandar tropas como Wolf-dàgē para ser puesto a cargo del departamento militar?”

Ladeé mi cabeza, pensando, Yo, ¿encargarme de los asuntos militares? Ni siquiera sé cuál es la diferencia entre estrategias y tácticas… “No sé cómo.”

“¿O eres por casualidad como Yu Lian-dàsăo, quien tiene el talento de manejar las finanzas y las cuentas con una habilidad incomparable, capaz de usar dinero para generar dinero para ser capaz de hacerte cargo del departamento de finanzas? ¿Eres, además, un mago para ser capaz de hacerte cargo del departamento de los magos también?”

“No, no puedo.” Ya es un logro el que no use todo mi dinero y, además, no soy un mago, pensé sintiendo pena por mí misma.

“¿Entonces tienes un cerebro como el de Gui? ¿Eres capaz de hacer los planos para el territorio entero e incluso supervisar todo el proceso de construcción?”

Me fui a una esquina para ponerme pesimista. “Sobre dibujar… la gente suele decir que los perros que dibujo se parecen más a gatos.”

“¿Entonces tienes mi conocimiento técnico, ser capaz de colocar trampas alrededor del territorio para evitar que los monstruos u otros jugadores ataquen?”

“No pisar una de esas trampas yo mismo ya puede ser considerado una bendición…”

“¿Entonces eres por casualidad capaz de invocar esqueletos como Doll, para ayudar con la construcción?” preguntó Lolidragon, asestándome el último golpe.

Nunca esperé… ¡que incluso Doll sea más útil que yo! Quiero llorar… “Si soy tan inútil, ¿por qué sigues queriendo que sea el señor feudal?” Hice un mohín, enfurruñada.

Lolidragon me dio un golpecito en el hombro, su cara era la imagen de la amabilidad–  ¿O era falsa amabilidad? – mientras me miraba. “¡Eso es precisamente por lo que queremos que seas el señor feudal! Después de todo, la única cosa que puedes hacer es ser el señor feudal, quien no necesita hacer nada más que ser bien parecido, ser presentable ¡y no hacer nada para dañar la reputación de nuestro territorio!”

“¡Así que es eso! Así que es porque no sé cómo hacer nada que sólo puedo ser el señor feudal…” Mis ojos se llenaron con dos grandes y brillantes lágrimas y lloriqueé. “Debo dedicarme a aprender más habilidades a partir de ahora, de otra forma nunca alcanzaré a ser nada más que un señor feudal.”

… ¿Es ser el señor feudal realmente una cosa tan triste? Se preguntó el resto de los miembros de Odd Squad.

Retrocediendo un poco, de vuelta al día cuando Lolidragon usó Burrowing para escaparse de forma segura de los estragos causados por los dos hechizos AOE a gran escala, pisoteó a Feng Wu Qing hasta la muerte y, entonces, robó  la victoria de vuelta para Odd Squad en el Adventurers’ Tournament, nosotros fuimos al escenario felizmente para reclamar nuestro premio como equipo. Nos emborrachamos con las ensordecedoras aclamaciones de la multitud y admiramos la remarcable visión de los miembros de Dark Emperor petrificados, boquiabiertos, en shock por una hora entera… hasta que comenzaron los dolores de cabeza.

De todos los premios, el más significativo fue un trozo de terreno, que se nos fue dado de pronto sin ningún motivo. De acuerdo con los rumores, podía ser comparado con las ciudades Sun, Moon y Star en términos de tamaño, así que no tuvimos más opción que comenzar a discutir cómo manejar este pedazo de problema…

“Este terreno nuestro no es realmente un pequeño peso. Las ciudades Sun, Moon y Star están esparcidas a lo largo del borde de este continente en una formación triangular; como las ciudades están muy lejos unas de las otras y las tasas de teleportación son caras, muchos jugadores suelen optar por hacer una de las tres ciudades su campamento base y entonces entrenar en sus alrededores. Nuestro territorio está situado justo en el centro del continente, sin embargo el tiempo necesario para viajar desde nuestra tierra hasta cualquiera de las áreas clave de este continente es muy parecido.”

“A demás, si jugamos bien nuestras cartas, definitivamente seremos capaces de atraer a muchos de los jugadores desde las ciudades Sun, Moon y Star y hacer que se asienten aquí. Sin embargo, por la misma razón habrá mucha gente que tendrá a este trozo de tierra en su punto de mira… y eso probablemente será mucho más terrorífico que un ataque de mobs,” reflexionó Lolidragon, frunciendo el ceño. “Aunque los desarrolladores nos provean con guardias NPC por el momento, una vez que se acabe el tiempo, los quitarán, tras lo cual tendremos que defender la ciudad nosotros mismos. Aunque podemos contratar guardias NPC, son demasiado costosos y, después de todo, no son jugadores humanos. Les falta adaptabilidad y por eso no pueden ser el pilar principal de nuestra defensa. Debemos organizar nuestra propia fuerza de defensa, crear una economía activa y diseñar bien nuestra ciudad…”

Así fue cómo comenzamos a dividir el trabajo entre nosotros… y, como podrán ver, porque no hay nada especial en mí excepto mi apariencia, terminé como un ornamento – ¡El señor feudal!

“Aunque se supone que el señor feudal no es más que un ornamento, Prince, tengo una tarea para ti, que te evitará morir de aburrimiento.” Wolf-dàgē se aclaró la garganta. “Tenemos una seria falta de mano de obra, así que tendrás que reclutar un poco de ayuda.”

“¿A quién se supone que voy a reclutar…?” ¿Mi club de fans? ¡Debes estar bromeando!

“Rose Team.” Dijo Lolidragon mientras se daba golpecitos en el mentón con un dedo pensativamente. Tras verme vacilar, se apresuró a añadir, “aunque hubieron algunos problemas la última vez que nos encontramos, son buenas personas. No creo que realmente sintieran que lo que pasó fuera tu culpa. A parte, hay unos cuantos individuos talentosos en Rose Team.”

“¡Los hermanos mayores de Dark Emperor también!” Exclamó Doll maravillada. “¡Todos son buenas personas!”

“¡Nan Gong Zui!” Añadió Yu Lian-dàsăo, a pesar de que la expresión de Gui se endureció al oír ese nombre. (Sus objeciones fueron rechazadas.) “Para haber sido uno de los peces gordos de las tres grandes alianzas del torneo, debe tener una considerable influencia. Si consigues que se nos una, Prince, el número de nuestras fuerzas se verá enormemente incrementado.”

“Cierto, básicamente esas personas por ahora,” dijo Wolf-dàgē asintiendo. “Mientras estamos derramando nuestro sudor y sangre en la construcción de la ciudad, Prince, tú debes hacer uso del tiempo para charlar con ellos, establecer algunas conexiones y conseguir que se nos unan mientras estás en ello. Oh, de paso, será genial si puedes encontrar otros individuos talentosos también. ¿Qué piensas? ¿No es tu tarea bastante simple?”

Mordiendo mi dedo índice, con mi cabeza inclinada hacia un lado, pensé, Parece ser… ¡¿bastante simple?!

“Bien, entonces me voy yendo. ¡Va a ser duro para vosotros, chicos!” Me sentí un poco culpable. Todos los demás estarán trabajando duramente en la construcción, mientras yo estoy huyendo para charlar… ¡ay!/¡Uff! Todo es porque no sé cómo hacer nada, es por eso que soy tan inútil.

Todos se despidieron alegremente con la mano mientras me iba. Yo también me despedí de ellos entusiasmadamente y me embarqué en mi viaje “de charla”…

 

 

No fue hasta que no pudieron ver a Prince que las sonrisas, que habían estado fijas en la cara de los restantes miembros de Odd Squad, finalmente desaparecieron.

“Hmm… me siento un poco culpable. Hemos engañado a Prince para que se encargue del trabajo más duro; me pregunto si estará bien.” Remarcó Wolf-dàgē, pareciendo ligeramente preocupado.

“No te preocupes por eso; ese sujeto tiene una suerte extremadamente buena con las personas en general. Además, no tengo una conciencia que me hable, así que no me siento ni un poco culpable,” dijo Lolidragon con una sonrisa malvada.

“Prince es el señor feudal después de todo, ¡así que de una forma u otra él ha de tener un poco de responsabilidad!” Yu Lian-dàsăo sonrió, estirando sus dedos índice y pulgar tan lejos como era posible mientras decía “un poco”.

Con un tono preocupado, Gui preguntó, “¿y, si Prince se pierde?”

…¡En efecto esa era la pregunta más preocupante!

 

 

“¿A quién debería buscar primero?” Agonicé. “Oh bien, creo que buscaré a Dark Emperor primero; ya que Zhuo-gēge está ahí, no debería ser difícil reclutarlos, ¿cierto?”

Me hice a la idea e inmediatamente le mandé un PM a Wicked, diciendo, “Wicked, ¿dónde están, chicos? ¡Hay algo que me gustaría hablar con todos ustedes!”

“… estamos en Star City, pero es mejor que no vengas aquí por ahora.” Tras recibir su mensaje, Wicked estaba inicialmente deleitado por la perspectiva de ser capaz de ver a Xiao Lan. Sin embargo, tras lanzar una larga mirada a sus borrachos compañeros de equipo tendidos por el restaurante y pensar en cómo habían estado hablando sobre cortar a los miembros de Odd Squad en un millón de cachitos justo un momento antes mientras bebían, Wicked pensó mejor sobre dejar que Xiao Lan fuera hacia allí. “¿Qué ocurre?”

“¡Quiero que me ayuden con la gestión del territorio!” Fui directo al punto.

“Hmm… Hablaré sobre ello con mis compañeros, pero están demasiado enfadados como para pensar bien en este momento, así que será mejor que no vengas por aquí ahora.”

“Oh, entonces creo que buscaré a Nan Gong Zui primero,” Respondí, mientras pensaba, Rose Team… Creo que los buscaré al final. Aún me sentía un poco culpable por lo que había sucedido así que no estaba preparada para verlos aún.

Sin que Prince lo supiera, los ojos de Wicked se estrecharon peligrosamente. “¡¿Vas a buscar a Nan Gong Zui?! Ese tipo, Gui, ¿no intentó detenerte?”

“Sip, lo hizo. No tengo ni idea de por qué se opuso, pero después de que Lolidragon le hiciera una estrangulación, no se opuso más.” (O tal vez fuera porque no tenía forma de vocalizar sus objeciones.) En serio, Gui se pone celoso por nada. ¿Son todos los gays tan problemáticos? Se agita si alguien se me acerca, no importa si son hombres o mujeres… ¡Si hasta da lástima!

“¡No busques a Nan Gong Zui! ¡Te garantizo que Dark Emperor se te unirá!” Wicked miró amenazadoramente a sus compañeros que estaban en el suelo; ¡Pobre del que se niegue!

“¡Sabía que eras el mejor, Zhuo-gēge! Decidido entonces: ¡tienes que unírtenos!” Dije felizmente, pensando, ya tengo un equipo en el saco, ¡parece que volveré con mis compañeros de Odd Squad en poco tiempo! “Bien, ahora me voy a buscar a Nan Gong Zui”

“¡Hey–!”

Cerré mi canal privado con Wicked y le mandé un PM a Nan Gong Zui por primera vez. “Nan Gong Zui, ¡llamando a Nan Gong Zui!”

“¿Quién es?”

“Prince,” le informé de mi nombre alegremente.

“… ¿El Elfo Sangriento?” Nan Gong Zui sonaba algo sorprendido.

“Lámame Prince.” ¿Por qué a Nan Gong Zui le gusta tanto llamarle Elfo Sangriento?

“Oh, Prince. ¿Qué ocurre?” Preguntó entusiasmadamente Nan Gong Zui. “¿Buscándome para ir a beber juntos?”

“Erm… algo parecido, y hay otros asuntos que quiero discutir contigo.”

“Ningún problema; ¡ven aquí primero! Estoy en Moon City, avísame cuando llegues,” respondió Nan Gong Zui, su voz se tiñó con frustración. “Aún tengo que solucionar el problema con mi hermana1 Ice Phoenix primero.”

“Claro. Puede llevarme varios días llegar, ya que estoy bastante lejos de Moon City, así que tómate tu tiempo para resolverlo,” respondí.

¿Así que mi destino es Moon City? Desplegué el mapa y vi que Moon City estaba en el lado oeste del continente. ¿Hacia dónde está el oeste? Miré desconcertada a la enorme luna y al cielo lleno de estrellas, pensando, Gui me dijo antes que si podía encontrar la Estrella Polar, sería capaz de saber en qué dirección está el norte… ¿pero qué dijo sobre encontrar la estrella Polar? Primero tengo que localizar la Osa Mayor… ¿pero cuál es la Osa Mayor?  Dejé caer la cabeza hacia un lado, sin entender. (Gui: no pude hacer que lo entendieras al final, ¿pero no te di una brújula?)

 

 

“Phoenix, ¿intentas enfadarme hasta la muerte?” Nan Gong Zui estaba a punto de explotar de furia mientras miraba a su hermana. “Fan está engañándote claramente; ¿cómo es que no puedes verlo? ¿Por qué le mandas otro regalo estúpidamente?”

Ice Phoenix sonrió con tristeza. “Dàgē, ¿realmente está mal amar a una persona? ¿Querer hacer sacrificios por su bien? ¿Querer dedicarte a él? Creo que algún día realmente conmoveré su corazón.”

“¡Tú, tú…!” Nan Gong Zui le dirigió una mirada exasperada mientras se preguntaba, ¿Cómo puede ser tan tonta esta mujer?

“He querido profundamente a Fan desde el momento en el que lo vi por primera vez,” dijo Phoenix. Tenía una expresión intoxicada en su cara mientras recordaba, “Él es como un Dios, perfecto. En aquél momento, cuando caminó hacia mí, ¡incluso llegué a pensar que estaba viendo al más apuesto Dios del Sol, Apolo! Creo que no hay ninguna persona en el mundo que pueda rivalizar con su perfección.”

A Nan Gong Zui se le puso la carne de gallina. Ciertamente Fan es bastante bien parecido… Me pregunto, entre él y Prince, ¿a quién preferiría Phoenix?

“¡Ah!… Fan me está mandando un PM, tengo que apresurarme,” Dijo Phoenix, casi fuera de sí de la alegría al recibir el mensaje de Fan.

“Te prohíbo ir–” Antes de que pudiera terminar de hablar, su hermana ya se había ido, así que Nan Gong Zui no tenía más remedio que apresurarse tras la figura de su hermana que iba desapareciendo.

 

 

Al final, elegí el camino incorrecto. Sin darme cuenta caminé hacia el Este y acabé en Star City… tras lo cual elegí simplemente viajar a Moon City a través de una estación de teletransporte. Al final resultó que Moon City era una ciudad de estilo chino. Mientras vagaba por la ciudad, admiraba felizmente las construcciones de bambú, linternas rojas, y las calles llenas de espadachines agitando sus espadas.

Hablando sobre cómo la cultura de una ciudad influye en la personalidad de la gente que vive en ella… esto es extraño, ¿por qué mi hermano, ése que quiere ser Chun Liu Xiang, acabó en Star City en lugar de aquí? Reflexioné mientras mordía un palo de bayas caramelizadas2

que acababa de comprar.

“¡Detente, Phoenix!” Nan Gong Zui agarró la mano de Phoenix enfadado.

“Suéltame, Dàgē; ¡déjame buscar a Fan!” Gimió Phoenix.

Mordisqueé otro dulce mientras observaba la escena que se desarrollaba frente a mis ojos, pensando, parece que mi suerte es muy buena; ¡he encontrado a Nan Gong Zui sin tener que mandarle un PM!

Fan caminó despacio hacia el dúo desde el otro extremo de la calle con una sonrisa en su cara. “Nan Gong Zui, ¿no crees que tu comportamiento es bastante repugnante? No has podido forzar el corazón de tu hermana, ¿así que ahora recurres a la fuerza bruta?”

“¿Qué dices? No digas disparates, tan sólo no quiero que un bastardo como tú la engañe,” rugió Nan Gong Zui enfurecido.

“Nan Gong Zui, deberías ser más cuidadoso con lo que dices. ¿Quién la está engañando? Phoenix, ¿alguna vez he intentado engañarte?” Preguntó Fan con una expresión llena de confianza. “Te lo dejé todo claro, incluyendo el hecho de que eres sólo una de las mujeres con las que salgo.”

“Lo sé. Está bien. No me importa.” Respondió Phoenix, hipnotizada por el apuesto perfil de Fan.

Fan se encogió de hombros y le dirigió una mirada indefensa a Nan Gong Zui.

“Tú…” Nan Gong Zui estaña tan furioso que había sacado su espada y estaba a punto de cargar contra Fan.

Preocupada por su amado, Phoenix se apresuró a interponerse en el camino de Zui. “¡Detente, Dàgē! ¿No te dejaré dañar a Fan!”

La expresión de Nan Gong Zui reveló cuán dañado estaba por su acción. “Phoenix, tú…”

“Dàgē, yo…” Phoenix estaba sacudida por la culpa, pero seguía sin querer ceder.

La atmósfera se hizo más pesada conforme la situación llegaba a un punto muerto. Tragué la última baya caramelizada, lamí mis dedos y tiré el palo de bambú en la papelera.

… una desafortunada mujer, un preocupado hermano y un playboy oscuro y sin corazón; esto es como una detestable telenovela. ¡Dejadme acabar con este drama sin sentido! Pensé con una sonrisa diabólica.

Enderecé mi postura, fijé una ligera sonrisa en mi cara, destilando elegancia por cada uno de mis poros. Ahora mismo soy… ¡el más perfecto Señor Prince! En una baja y cálida voz, dije, “Nan Gong Zui, ¿eres tú?”

Todos los presentes se giraron para mirarme – o más precisamente, mirarme fijamente, sonrojarse intensamente, con sus corazones latiendo furiosamente – y vi con satisfacción que incluso Ice Phoenix estaba mirándome embelesada. Con pasos elegantes, caminé hacia Nan Gong Zui, remarcando, “Disculpa, he llegado de pronto. Había planeado dar una vuelta para echar un vistazo primero y después hacerte una visita. Espero que no sea demasiado problema.”

“No lo es…” Nan Gong Zui me miró con incertidumbre. En su cabeza, Nan Gong Zui estaba pensando,  El Prince de ahora parece… ¿algo diferente del de antes?

“Hmmm, esta señorita de aquí… debe ser tu hermana, Ice Phoenix, ¿correcto?” Me giré hacia la petrificada Phoenix y le lancé mi más brillante e inigualable sonrisa – una que podía embelesar a ambos, mujeres y hombres. “¡Nan Gong Zui te menciona a menudo!”

“¿De… de verdad? Phoenix tartamudeó mientras miraba fijamente mi cara, embelesada.

“¡Eres tan adorable como te describe!” Acercando mi cara lentamente más y más cerca de la suya mientras hablaba, pude hasta oír su corazón mientras latía salvajemente en su pecho. Finalmente cogí su mano con cuidado con la mía, la acerqué a mis labios y adorné el dorso de su mano con un beso.

Phoenix suspiró bruscamente y entonces se desmayó… Ahora sé que estoy tan bueno como para hacer que la gente se desmaye, pensé, mientras cargaba a la inconsciente chica en mis brazos, un poco exasperada. “¡Nan Gong Zui, ven y reclama a tu hermana!”

“…” Nan Gong Zui se acercó y tomó a su hermana sin palabras.

“¡Tú de nuevo, Prince!” Gruñó Fan. La máscara de serenidad que había estado llevando estaba comenzando a desmoronarse.

Le sonreí maliciosamente. “¿Qué? ¿Querías verme tan desesperadamente?”

“¿Quién querría verte?” La cara de Fan estaba torcida por el odio.

“¡Anda! ¿Sigues intentando actuar duro?” Caminé hacia Fan despacio, con pasos deliberados, sin olvidarme de darle una sonrisa ambigua. “Si querías verme tan sólo tenías que decirlo. Te garantizo que te buscaré siempre que esté libre.”

“Aléjate de mí,” dijo Fan, retrocediendo tres pasos, incluso recordó sacar su espada y apuntarme con ella.

Reí fríamente. Colocando mi mano en mi cadera en un acto de magnífica indiferencia, dije, “¿Estás seguro de que quieres luchar contra mí?”

Al oír eso, Fan vaciló. No había olvidado la habilidad en el campo de batalla del Elfo Sangriento, pero no había forma de que se retirara cuando su propia reputación estaba en juego, así que su espada se mantuvo levantada hacia mí inquebrantable.

Mi expresión cambió, volviéndose severa al instante. “No te atrevas a acercarte otra vez a Ice Phoenix. Debes saber que a partir de hoy, su corazón ya no te pertenece.”

La cara de Fan casi se pintó con rabia y se rió burlonamente antes de decir, “Elfo Sangriento, ¿no eres un poco fisgón? Lo que ocurra entre Phoenix y yo no es de tu incumbencia.”

“Hmph, Nan Gong Zui es mi amigo, su hermana es mi hermana, así que ¿cómo puedo quedarme de brazos cruzados y mirar cómo una bestia como tú juega con Phoenix?” Saqué mi Black Dao y observé con gran satisfacción cómo Fan palidecía, lo que me hizo decidir retarlo aún más. “Si quieres luchar contra mí, ¡deja de hablar y ven a por mí!”

Fan me miró con una expresión enferma, y entonces deliberadamente miró a Nan Gong Zui, quien estaba cerca. “Planeando luchar contra mí dos contra uno, ¿cierto?”

Respondí fríamente, “Deja de buscar excusas, sabes muy bien que Nan Gong Zui no interferirá.”

“¡Eso es difícil saberlo!” Respondió Fan groseramente, envainando su espada. “¡No tengo interés en que dos personas confabulen en mi contra!”

No dije nada más y tan sólo miré fríamente a Fan. Después de todo, realmente no pretendía luchar contra él en las calles, especialmente no por el corazón de una mujer…

Fan me lanzó una fría mirada antes de darse la vuelta e irse. “Algún día, me cobraré todo lo que me debes, Elfo Sangriento.”

Enarqué una ceja. “Lo estaré esperando.”

Uff, esta visita a Nan Gong Zui me ha dejado con otra belleza como pretendiente y me he ganado la enemistad de un formidable rival… Si después de esto aun así se rehúsa a unírsenos, incluso si es un amigo, definitivamente lo haré picadillo. Con ese pensamiento, me volví para mirar amenazadoramente a Nan Gong Zui, pero él seguía mirándome con una inocente confusión.

“Nan Gong Zui, ¿te me vas a unir o no?” Demandé, agarrándolo por el cuello de la camiseta.

“¿Huh?”

 

 

En casa de Nan Gong Zui…

“Ya veo, ¡así que es sobre el territorio que ganaste!” Nan Gong Zui sonrió. “¿Has decidido ya el nombre de la ciudad?”

Estaba tomando un largo sorbo de mi taza de té, pero inmediatamente me helé al escuchar la pregunta de Zui. “¿El…. nombre de mi ciudad?”

“¿Cómo? ¿No lo has decidido aún?” La sorpresa de Nan Gong Zui era evidente.

Ladeé mi cabeza, pensando, tal vez ellos ya han decidido un nombre y se han olvidado de decírmelo. “Espera un momento, voy a preguntarles.”

“Wolf-dàgē, ¿nuestra ciudad ya tiene nombre?”

“… Oh no, nos olvidamos por completo. ¡Prince, ya que eres el señor feudal, piensa en uno!” Fue la irresponsable respuesta de Wolf-dàgē. “Después de que tengas un nombre, debes ir a registrarlo a la Oficina de Desarrollo del Territorio en la ciudad. Eso es todo.”

Porqué pasa esto…. me helé. “¡Me han pedido que piense un nombre yo mismo! Nan Gong Zui, ¡ayúdame a pensar un nombre!”

“… ¡ese tipo de grandes responsabilidades es mejor dejártelas a ti, el señor feudal!”

Pensé y pensé, poniendo mi cabeza patas arriba una y otra vez mientras me estrujaba el cerebro buscando una idea, cualquier idea… pero colapsé en el suelo lleno de lágrimas al final. Uwaaah, ¡simplemente no puedo pensar en nada! Volví mi mirada llena de lágrimas hacia Nan Gong Zui en una silenciosa petición…

“… ¿por qué no la llamas Infinite City (Ciudad Infinita), para representar el potencial ilimitado del futuro?” Pronunció Nan Gong Zui tras reflexionarlo brevemente.

“¡Excelente nombre!” Corrí hacia Nan Gong Zui y le agarré las manos. Mirándole con gratitud en mis ojos, dije engatusadoramente, “ya que me has ayudado a fundar Infinite City, ¡no puedes escapar ahora! Tienes que unírtenos, ¿de acuerdo? Por favor, Zuiiii…”

“… creo que podemos unírtenos. No tengo ningún inconveniente y Phoenix definitivamente va a seguirte, lo que significa que su hermana mayor también. El marido de su hermana es el sacerdote de nuestro equipo y su hermano pequeño es el ladrón de nuestro equipo, los que quedan en el equipo probablemente vengan también.”

“… decidido entonces, Te–tengo que buscar a más gente aún, así que te lo dejo a ti el encontrarte con mis compañeros en Infinite City.” La sonrisa de mi cara se puso rígida. Lo que acaba de decir Zui… ¿significa que si no tomo la responsabilidad de Phoenix, su hermana y dos cuñados definitivamente me dará caza? Ay, ¿cómo voy a sobrevivir en el futuro? Consideré hacer que Gui me hiciera una habitación secreta para esconderme.

“¡Claro! ¡Ningún problema!”

“Gracias, Zui,” Sonreí animadamente, pensando, ¡Otra tarea completada!

Nan Gong Zui me dio un amigable golpe en el pecho y dijo, “no te preocupes, ¿pará que están los amigos? Venga, vamos a registrar el nombre de tu ciudad y vamos a beber.”

Sonreí tontamente… ¿Seré capaz de soportar el licor?

 

 

“Éste es el único ladrón de mi grupo, Kong Kong.” Nan Gong Zui me presentó al compañero de bebida que había invitado, el pequeño ladrón Kong Kong.

“Hola, soy Prince,” me presenté cortésmente.

“No te dejes engañar por lo delgado y pequeño que es Kong Kong; puede tomar más de mil copas. Debes tener cuidado, Prince,” dijo Nan Gong Zui con una vigorosa risa.

Me uní y me reí vigorosamente también… ¡pero para mis adentros me sentía muy inútil! Nunca he ido a beber antes ¿y será una competición de bebida contra dos hombres la primera vez que voy a beber? ¡Dios santo! ¿No es pedirme demasiado? Waaah… ¡No me voy a preocupar más! ¡No es mi problema sin importar cómo acabe la cosa!

“¡Vamos a brindar primero por la satisfactoria victoria de Prince! ¡Salud!” Gritó Nan Gong Zui.

“¡Salud!” Kong Kong también levantó su copa y gritó.

“¡Salud!” Tan sólo pude seguir su ejemplo. Miré fijamente el líquido de mi copa durante tres segundos, rechiné los dientes y, entonces, tragué el contenido de mi copa… ¡Quema! Pensé luchando para contener las lágrimas. No me digas que voy a tener que tragarme más de esto en un momento. No es verdad, ¿cierto? Quiero llorar…

 

 

Tres horas después…

“¡Otra ronda!” bramé, balanceándome insegura mientras levantaba mi copa.

“Urg… no puedo, Prince. Eres demasiado fuerte, paremos de beber…” Gimió Kong Kong desde donde estaba sentado, medio echado sobre la mesa. “Si seguimos bebiendo, realmente moriré…”

“¡Hahahahaha no puedes ganarme bebiendo!” Reí salvajemente, pero mi cuerpo seguía tambaleándose incontrolablemente. “¡¿Y sigues diciendo que puedes soportar miles y miles de copas?!”

“Eso es por tu culpa, porque no te desmayas ni con diez mil copas, Prince.” Dijo Zui, quien se había desmayado antes y despertó de pronto. Se masajeó las sienes. “¡Dejemos de beber y regresemos!”

“Vale…” Respondí, sintiéndome un poco resentida.

Los tres nos tambaleamos por la calle iluminada por la luna. Un ligero sentimiento de melancolía envolvió mi corazón y de pronto sentí la urgencia de sacar mi espada y desahogar mis sentimientos. Sin pensarlo dos veces, saqué mi Black Dao y, como una posesa, la agité, corté y tajé, saltando y esquivando con furia, rugiendo… hasta que estaba demasiado exhausta como para seguir con mi locura. Me detuve, resoplando, todos los movimientos que había ejecutado hasta ese momento en el juego pasaron por mi mente.

Eventualmente, comencé a bailar, las técnicas se unían y fluían, una danza. Bañada en la clara y fría luz de la luna, sin escuchar nada más que el exquisito sonido de mi Black Dao cortando el aire, me sentí eufórica y una sonrisa se deslizó en mi cara, haciéndose más y más amplia. La luz de la luna, la hoja, la esbelta figura revoloteando y la arrogante pero refinada risa – que sólo un elfo podría ser capaz de emitir – se entretejieron en una dolorosamente bella melodía que resonó por toda la rústica Moon City.

“¡Hahahaha…haha!” Reí salvajemente.

“¡Excelente! Un excelente y glorioso espadachín,” rugió Nan Gong Zui con aprobación. “¡Vamos a probar lo bueno que eres, Prince!” Con ello, sacó su espada y saltó delante de mí. Nuestras espadas se encontraron con un sonoro clang, como una canción de metal chocando en el silencio de la noche.

“¡Allá voy yo también!” Kong Kong no se pudo resistir a sacar su daga y unirse al combate, rápido como el viento.

Dirigí un golpe hacia Kong Kong mientras mi dao seguía rechazando la espada de Nan Gong Zui, entonces seguí con un giro en mitad del aire, evadiendo su ataque combinado. Los tres éramos como niños haciendo el tonto en las calles, esquivando hacia aquí y precipitándose hacia allá, chocando unos contra otros con nuestras armas vez de vez en cuando. Tonteamos y lo pasamos en grande… hasta que llegamos a la casa de Nan Gong Zui.

Después de despedirme de Zui, miré hacia el cielo estrellado, ¡sintiéndome de pronto con ganas de explorar los límites de la tierra! Así que mis piernas me llevaron hacia una calle desconocida…

 

[½ Prince Volumen 3 Capítulo 2 Fin]

 

Notas:

1 Hermana: Nan Gong Zui habla de la hija de sus padrinos, la traducción m+as cercana en español es prima, pero para efectos de la historia y considerando las relaciones de cercanía que existen en los paises asiaticos, hemos optado por decir hermana.

2 Bayas dulces: Dulce típico. http://acm.hit.edu.cn/hoj/static/img/pic/CandiedHaws.jpg

2 Responses

Leave a Reply