Leyenda del Caballero Sol V2Extra: “Respeta la Privacidad de los Doce Caballeros Sagrados”

The Legend of Sun Knight (La leyenda del caballero Sol) Volumen 2: Actividades diarias de un caballero.

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

________________________________________________________________________________________________________ 
Capítulo Extra – Regla Común de los Caballeros Sagrados #2: “Respeta la Privacidad de los Doce Caballeros Sagrados” – Traducido al español por andianco, lectura y edición por little_cris y miko. Con la colaboración especial de BJVS.

“Este es el salón principal del Templo Sagrado. Sólo se usa para exhibición.”

“Grisia…”

“El salón principal tiene dos pasillos. Uno lleva a la parte interior del Templo Sagrado, mientras que el otro leva al salón principal del Santuario de la Luz.”

“Grisia…”

“Hemos llegado al lugar más importante. Este es tu cuarto, que está a dos puertas de del mío. El cuarto entre nosotros le pertenece al Caballero Capitán Juicio…”

“También, el cuarto de juntas para los Doce Caballeros Sagrados es la tercera puerta al otro lado del pasillo que está a la derecha luego de caminar dos pasillos hacia ese lado– Puede ser confuso si solamente te lo digo así. Ven, te mostraré el camino a ese cuarto.”

“¡Grisia!” Gruñí suavemente irritado.

Grisia dejó de caminar y gentilmente me reprendió, “¡debes llamarme Sol y reservar Grisia para conversaciones personales! Pero, si insistes en llamarme Grisia, creo que en realidad no importa…”

Lo interrumpí con gravedad, “creo que es hora de que me vaya.”

“¿De qué estás hablando? ¿A dónde vas a ir?”

“No voy a ir a ningún lado, pero quiero dejar el Templo Sagrado,” simplemente respondí y mi corazón estaba algo preocupado. Cuanto más tiempo pasara en el Templo Sagrado, era mayor la probabilidad de que me descubrieran como el caballero de la muerte. Sería un pequeño problema si fuese destruido por esto, pero si se enteraran que Grisia está en contacto con un caballero de la muerte… para él, habría muy serias consecuencias.

Grisia me miró con sorpresa y luego dijo, “tú eres el Caballero Infierno. Si no te quedas en el Templo Sagrado, ¿en dónde vas a hacerlo?”

Me quedé sin palabras por un momento, antes de que me las arreglara para abrir mi boca para recordarle, “yo no soy el verdadero Caballero Infierno, ¿o te olvidaste de eso?”

Lo pensó por un momento y luego me miró consternado y dijo, “Infierno, ¿te estás sintiendo débil por el clima soleado? ¿Cómo pudiste haber olvidado el hecho de que eres el Caballero Infierno?

Me quedé sin palabras de nuevo. Grisia… ¿qué estás tratando de hacer?

En ese momento, un Caballero Sagrado vino corriendo hacia nosotros mientras gritaba, “¡Capitán! Los caballeros reales y los guerreros del Monasterios del Dios de la Guerra se encontraron en la calle, ¡y ahora están en una feroz batalla!”

La cara de Grisia se volvió tensa y respondió molesto, “¿qué están haciendo los Caballeros Sagrados? ¿No detuvieron a ambos lados?”

“¡No, pero sí formaron una barrera protectora alrededor para proteger a los ciudadanos que están mirando! Y luego…”

“¿Luego qué?”

“Luego comenzaron a animarlos desde afuera…”

Escuchando eso, la cara de Grisia se puso aún más molesta. Me hablo rápidamente, “solamente ve y mira por ti mismo. Yo volveré tan pronto como los vea. Sólo tengo dos cosas que mencionar. Primero, no puedes dejar el Templo Sagrado y no trates de ir a buscar a Pink ya que ella se mudó de casa. Segundo, no invadas la privacidad de los otros Doce Caballeros Sagrados, especialmente en sus propios cuartos.”

“Espera…” me paralicé mientras lo veía acelerar rápidamente junto con el otro Caballero Sagrado.

¿Pink se mudó? ¿A dónde debo ir entonces?

No tenía idea de cuánto tiempo estuve parado en aquel lugar. Muchos de los Caballeros Sagrados caminaron junto a mí e incluso me saludaron y me llamaron Caballero Capitán Infierno, mientras que yo no tenía idea de cuál era la respuesta correcta.

No mucho después, vi a alguien caminando hacia mí.

“Caballero Juicio…”

Lo miré con algo de cautela. Por la descripción general de Grisia sobre él, él debería saber que yo soy el caballero de la muerte.

Pero, el Caballero Juicio no pareció cuidadoso de mí en lo absoluto. Simplemente dijo, “es Caballero Capitán Juicio para ti. ‘Caballero Juicio’ es el título usado por las personas de afuera para referirse a nosotros. Por favor no vuelvas a cometer ese error de nuevo, Caballero Capitán Infierno.”

Estaba sin palabras una vez más. ¿No me digas que no tiene la intención de exponerme? ¿Planea dejar a un caballero de la muerte suelto dentro del Templo Sagrado?

El Caballero Juicio me miró de nuevo y me pregunto, “¿tienes alguna otra pregunta?”

Respondí reflexivamente. “No sé a dónde debo ir.”

Juicio me miró en silencio por un momento antes de decir, “puedes ir a la biblioteca, ya que ahí hay muchos libros que pueden refrescar tu memoria sobra las responsabilidades del Caballero Infierno. Alternativamente, puedes ir y buscar al Caballero Capitán Tormenta. Está tan ocupado que vive en esperanza de que alguien vaya y lo ayude. Ahora está en su cuarto, corrigiendo documentos.”

No tenía nada que decir a eso, así que le dije, “gracias.”

“Oh, cierto, Caballero Capitán Infierno, ¿está libre esta noche para practicar pelea con espada conmigo?”

“Seguro,” respondí inmediatamente. Las habilidades con la espada del Caballero Juicio eran muy buenas y yo siempre había esperado pelear con él de nuevo.

Después de pensarlo un poco, ya que no podía quedarme parado en el pasillo haciendo nada, decidí seguir las sugerencias del Caballero Capitán Juicio e ir a la biblioteca a buscar un libro para leer mientras esperaba para la pelea de práctica de esa noche. Luego de preguntarle a un Caballero Sagrado y encontrar la localización de la biblioteca, caminé directo hacia ahí. Había algunos pocos Caballeros Sagrados en la biblioteca, pero decidí ignorar a todo el que me daba la bienvenida o saludaba. Abrí un cabinete de libros y comencé a buscar algunos libros que mencionaran al Caballero Infierno-

“¿Qué libros buscas?”

En un instante, me hice para atrás y grité, “¡¿Quién eres?!”

“Soy el Caballero Nube.”

Una cabeza en verdad salió del gabinete de libros y su cara estaba tan pálida como una hoja de papel. Por un instante no pude determinar si era un fantasma o un humano… ¿e incluso está diciendo qué es uno de los Doce Caballeros Sagrados? ¡¿Cómo puede ser eso?!

“Caballero Capitán Nube, ¿puede por favor pasarme el libro de canciones relacionadas con los Doce Caballeros Sagrados? Voy a contarles historias a los niños.” Un Caballero Sagrado le dijo a la cabeza, sonriendo.

“Desde luego.” La cabeza se metió al cabinete de libros y después de un momento salió de nuevo, esta vez con la adición de una mano tan pálida como su cara. La mano sostenía un libro.

“Gracias, Caballero Capitán Nube.” Después de tomar el libro, el Caballero Sagrado incluso me dijo en forma amable, “Caballero Capitán Infierno, si está buscando un libro, es mejor preguntarle al Caballero Capitán Nube que busque el libro por usted. El Caballero Capitán Nube está familiarizado con la localización de cada libro en la biblioteca.”

¿Es realmente el Caballero Nube? estaba pasmado.

La cabeza- no, el Caballero Capitán Nube me miró por algo de tiempo y luego habló de forma etérea, “qué persona tan rara. Está parado enfrente de un cabinete de libros, pero no está buscando un libro.” Entonces volvió a meterse dentro del cabinete y cerró la puerta.

De inmediato, decidí darme por vencido en la biblioteca y fui a buscar al Caballero Capitán Tormenta. Aunque no creo que sea capaz de ofrecer alguna ayuda…

“¡Estoy tan emocionado! Aquí, lee todos esos documentos y luego subraya en rojo todas las oraciones problemáticas, y luego resume todo el documento en tres líneas. Después de eso, sólo dámelos para una última leída y luego debería estar listo para ser estampado…”

Sin otra palabra, el Caballero Capitán Tormenta me aventó una larga pila de documentos oficiales.

Sostuve la pila de documentos en mis brazos y dije algo ansioso, “pero nunca he corregido documentos oficiales antes. No sé cómo hacerlo.”

“No te preocupes, es normal para un novato,” el Caballero Capitán Tormenta me consoló. “Lo revisaré de nuevo, si tengo el tiempo…”

Leí los documentos y solamente terminé de corregirlos en la tarde y luego llevé todos los documentos de regreso al Caballero Capitán Tormenta.

“¡Has hecho un gran trabajo!” el Caballero Capitán Tormenta me dijo mientras sostenía un sello en su mano. Luego estampó todos los documentos sin siquiera mirarlos. “¿Tienes asuntos que atender mañana en la mañana? ¿No? ¿Entonces podrías venir a ayudarme otra vez? ¿Sí? ¡Entonces está acordado, Caballero Capitán Infierno!”

De hecho, no acordé nada… pero un acuerdo es un acuerdo. Parece que ahora tendré que quedarme hasta mañana en la mañana.

“Ah, por cierto, podrías por favor ayúdame a devolverle esto al Caballero Capitán Hielo en tu camino de regreso. Gracias.” El Caballero Capitán Tormenta me dio algo que, no importaba como lo mirara, parecía solamente un pequeño plato y un tenedor para comer pasteles.

No teniendo otra opción, fui y toque en la puerta del Caballero Capitán Hielo.

“Espera.” Después de que el Caballero Capitán Hielo tomó el plato de mi mano, dijo una sola palabra antes de volver a cerrar la puerta.

Me quedé y esperé.

La puerta se abrió de nuevo, y me dio dos bolsas que estaban llenas de dulces por el olor, y dijo simplemente, “esta es para ti, y la otra es para Sol.”

“…gracias.” Dije. Creo… que le daré ambas bolsas a Grisia.

“Come un poco,” el Caballero Capitán Hielo dijo de repente y luego me miró atentamente. De nuevo, sin otra opción, seguí sus palabras y comí un pedazo. Ese era un gesto muy desperdiciado, ya que un caballero de la muerte no requiere comida.

“¿No dulce? ¿Dulce? ¿Muy dulce?” Preguntó el Caballero Hielo.

Yo estaba en silencio. Como un caballero de la muerte, mi lengua era usada más que nada para hablar. Contesté, “mi habilidad para saborear no es muy buena; no puedo realmente saborear la comida.”

El Caballero Capitán Hielo sacó una libreta de notas, y escribió algo en ella mientras murmuraba, “Infierno, sabores muy pesados.”

“¿…?”

Después de que el Caballero Capitán Hielo terminó de escribir la nota, miró hacia arriba y preguntó, “¿a dónde vas?”

Estaba completamente perdido sobre a donde ir, así que solo pude decirle, “sólo estoy paseando.”

Hielo asintió, y preguntó, “¿me ayudarías?”

“Claro.” Dije.

 

 

Sostenía varias bolsas llenas de dulces y buscaba a los Doce Caballeros Sagrados. Mi primera parada era ir de vuelta al gabinete de antes para buscar al Caballero Capitán Nube.

“Gracias. Estos libros son para que leas.” Nube saco su cabeza del gabinete de libros y tomó la bolsa de mis brazos, pasándome algunos libros en el proceso.

Miré los títulos, en donde se leía ‘Las Historias de los Caballeros Infierno’ y ‘El Manual de Responsabilidades de un Caballero Infierno’ respectivamente.

“Gracias.” Dije.

 

 

El Caballero Capitán Flama me miró por un largo momento y murmuró para sí, “obviamente Sol es Dragón Supremo, ¿cómo es que ahora hay otro Dragón Supremo? Es Sol el real o es Dragón Supremo el falso…”

Al final, tomó la bolsa felizmente y dijo para sí, “¡ah no importa realmente si no entiendo! Ambos nombres suenan parecido de todas formas, ¡solamente lo tomaré como que Sol tiene un clon!”

No entendí para nada de lo que estaba hablando.

 

 

Cuando el Caballero Capitán Tierra vino a abrir la puerta, trató de bloquear la vista con su cuerpo, como si hubiera algo que no debía ser visto por mí detrás de la puerta.

“Mi… mi cuarto está muy desordenado.” El Caballero Capitán Tierra sonrió tímidamente.

Asentí para mostrarle que entendía y luego le di la bolsa.

“Tierra, ¿ya terminasteeeeee?”

Tierra me miró, y se rió en una forma inocente, “¡Jojojo, Infierno debes haberte equivocado! No hay ninguna voz femenina viniendo de mi cuarto.”

“…” No dije nada…

 

 

El Caballero Capitán Hoja abrió la puerta con una sonrisa que se extendía de oreja a oreja y él no intento bloquear el paso con su cuerpo. Pude ver claramente que su cuarto estaba muy limpio y ordenado, en línea con la limpieza característica de un caballero.

“Muchas gracias, Caballero Capitán Infierno,” dijo mientras tomaba la bolsa de mi mano.

Sólo noté en ese momento que sostenía una pequeña muñeca de paja en sus manos. Hablando generalmente, ¿no debería estar eso hecho para ser tan grande como una persona real y luego colocarse en mitad del campo para hacer creer a los pájaros que había gente en el campo, deteniéndolos de comerse los cultivos?

El Caballero Capitán Hoja vio que estaba mirando atentamente a la muñeca de paja e inmediatamente me explicó mientras sonreía, “¡esto es realmente útil! ¡Sólo necesitas asegurarlo en la pared y luego usar un martillo para poner clavos en ella para mejorar tu humor!”

Había escuchado antes de esa forma de usar esas cosas. En las leyendas de las villas locales, ese era el método practicado por las brujas para maldecir a la gente.

En un tono amigable el Caballero Capitán Hoja añadió, “¡oh, cierto, y si añades una pieza del cabello de la otra persona a la muñeca de paja, los efectos serán dobles! ¡Es incluso mejor si añades uñas a ella!”

Le dije adiós al Caballero Capitán Hoja después de asegurarme de que no dejaba atrás siquiera medio cabello o uña.

 

 

Esa noche, antes de comenzar la pelea de práctica con el Caballero Juicio, no pude evitar más que sacudir mi cabeza y suspirar. “¿Son todos los Doce Caballeros Sagrados así de raros?”

El Caballero Juicio me miró, sus ojos inescrutables.

No puedo entender por qué me mira de esa forma.

Abrió su boca y habló lentamente diciendo, “sí, cada uno tiene más o menos sus propias rarezas, pero respetamos mucho la privacidad de los otros Doce Caballeros Sagrados. Mientras cada uno cumpla sus responsabilidades como uno de los Doce Caballeros Sagrados… incluso si es un cadáver que anda por ahí libremente, lo respetamos tanto como a los otros.”

“…”

Así que, ¿el miembro más raro de los Doce Caballeros Sagrados soy yo?

Leave a Reply