Leyenda del Caballero Sol V3C2: “Formar un Equipo de Aventuras”

The Legend of Sun Knight (La leyenda del caballero Sol) Volumen 3: Rescatar una princesa

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

Novela traducida al inglés por Prince Revolution!

________________________________________________________________________________________________________
Capítulo 2: Requisito #2 “Formar un Equipo de Aventuras” – Traducido al español por angelaariasmorin, lectura y edición por little_cris.

Salvar a una princesa es considerado buena suerte para un caballero pues, además de desposar a una hermosa joven (rica), también puede aumentar su reputación con conveniencia.

Sin embargo, salir a salvar la princesa de alguien más no es nada afortunado para un Caballero Sol, pues no sólo debe esforzarse al máximo para salvar a la hermosa joven (rica), sino también ver indefensamente a la hermosa joven (rica) casándose con otro tipo. Además, la reputación de un Caballero Sol ya es tan buena que no tiene por qué aumentar más.

Más tarde esa noche, después de que la reina me pidiera salvar a su hija, quien era la princesa de alguien más, Hoja me preguntó preocupado, “Sol, ¿vas a rechazar la petición de la reina?”.

Respiré profundamente y, justo cuando iba decir esto y aquello sobre el Dios de la Luz, Hoja forzó una sonrisa y dijo, “Sol, espero que uses palabras sencillas. Mi habilidad para descifrar tus discursos no es tan buena como la de Tormenta o Adair, así que quizá no entenderé lo que estás diciendo”.

Solté el aliento y expliqué con términos simples y directos, “la situación es muy extraña. La princesa fue secuestrada, pero la reina no ha enviado a su gente a buscarla o rescatarla. En lugar de eso, quiere que formemos un equipo de aventuras para salvarla. Este método ineficiente no parece lo que usaría una madre preocupada por la seguridad de su hija”.

Hoja asintió al escuchar mi razonamiento.

“Además, incluso si formamos un equipo de aventuras, el Monasterio del Dios de la Guerra tiene suficientes guerreros. El Hijo del Dios de la Guerra es una persona a la que hasta el mismo Juicio dice que no podría derrotar. Con que él solo haga el rescate es más que suficiente, ¿así que por qué insistir en que nosotros también vayamos? Somos caballeros especializados en batallas grupales. En un pequeño equipo de aventuras, ¡nuestra utilidad es muy limitada!”.

En cuanto a lo que dijo el Hijo del Dios de la Guerra sobre que les hacía falta un clérigo para curar… ¡pretenderé que no lo escuché!

Hoja consideró esto y dijo con voz un poco entrecortada, “¿quizá tienen que enfrentarse a criaturas no-muertas?”.

Al escuchar estas palabras, arrugué las cejas. ¿Enfrentarse a criaturas no-muertas? Esa podría ser una posibilidad, ya que las criaturas no-muertas tienen un punto débil muy obvio: les aterra la luz sagrada. Los guerreros son incapaces de producir una pizca de luz sagrada, así que solo pueden golpear sin descanso a las criaturas no-muertas hasta que estén completamente destrozadas. Es por esta razón que hasta el más valiente de los guerreros tendrá una jaqueca después de escuchar la mención de criaturas no-muertas.

“No lo sé…”, dije con duda.

Lentamente Hoja dijo, “si se están enfrentando a criaturas no-muertas, entonces estamos obligados a unirnos al equipo”.

Arrugué las cejas y pregunté a cambio, “además de nosotros dos, ¿quién entre los caballeros sagrados que trajimos tiene el rango más alto?”.

Hoja se tomó un momento para pensar antes de recitar una lista. “Trajimos treinta caballeros y diez clérigos. Entre los caballeros sagrados, los de mayor rango son dos del Pelotón del Caballero Hoja, dos del Pelotón del Caballero Flama, uno del Pelotón del Caballero Juicio, uno del Pelotón del Caballero Tierra—”.

De inmediato tomé una decisión. “¡De acuerdo! ¡Enviaremos a ese caballero del Pelotón del Caballero Tierra y a un clérigo para que sigan al equipo de aventuras a salvar a la princesa!”.

“…”.

Alguien llamó a la puerta. Miré a la puerta y dije aburrido, “ese probablemente es un dulce hablador enviado por la reina. Hoja, no hables mientras me hago cargo de esto”.

Hoja es una buena persona. Sin importar qué tipo de petición le hagan, él siempre acepta, así que la mejor forma de lidiar con esto era con él callado. Él también lo sabe, así que muy obedientemente se calló.

Como si nada, arreglé mis ropas, sonreí y grité con un poco de propiedad, “Aunque Sol no sabe cuál hermano está fuera de su puerta, Sol defiende el generoso amor del Dios de la Luz y le da la bienvenida a cualquiera y a todos los hermanos”.

La puerta se abrió y la persona que entró caminando de inmediato iluminó toda la habitación. Esta nueva persona definitivamente no era un hermano. De hecho, era una chica que llevaba un bonito y simple vestido celeste. Su rostro era suave y lindo como un melocotón y tenía tiernos ojos verdes que resplandecían como la superficie de un lago bajo la luz del sol. Sus labios eran rosados, como dos pétalos juntos y, aunque parecía ser una chica de unos 18 años, su figura era curvilínea en los lugares apropiados. En especial esa cintura que era tan delgada que parecía que no aguantaría ni un apretón…

Como sea, aunque la chica frente a mis ojos no era la más grande belleza magnífica mata hombres que existe, definitivamente contaba como belleza. ¡Era una pequeña lindura radiante, llena de juventud y vitalidad!

En ese momento, empezó a hablar con timidez. “Es un placer conocerlos, Caballero Sol, Caballero Hoja. Yo soy la tercera princesa del Reino de Orquídea Lunar, Ann Nalis Jeffrey…”, dijo ella.

Ann… ¡qué nombre tan lindo y fácil de recordar!

“Princesa Ann, ¿cómo está? Sol es el representante del Dios de la Luz, el Caballero Sol”. Me presenté con una sonrisa perfecta y también mencioné a Hoja en un segundo pensamiento, diciendo, “este es el hermano de Sol, el Caballero Hoja, quien es uno de los Doce Caballeros Sagrados del Templo Sagrado”.

Hoja saludó a la princesa con una gran sonrisa.

“Caballero Sol, Caballero Hoja…”. La princesa Ann asintió a Hoja y a mí. Después de saludarnos de vuelta, ella tomó de repente mis brazos de una forma inusualmente abrupta y suplicó, “Por favor, ¡tienen que ayudar a mi hermana mayor, Alice!”.

Sorprendido, me “olvidé” de apartar la mano de la princesa y dije alarmado, “Sol no entiende lo que dice la princesa. ¿Acaso la princesa Alice está en alguna especie de problema?”.

“Mi hermana Alice es la prometida del Hijo del Dios de la Guerra. Ella… ella fue secuestrada y ahora su paradero es desconocido…”.

Ann finalmente se dio cuenta de que su conducta era indecente. Rápidamente soltó mi brazo y retrocedió unos cuantos pasos antes de que bajara la cabeza y dijera como si estuviese a punto de llorar. “Estoy muy preocupada por la seguridad de mi hermana Alice, así que le supliqué a madre que me dejara unirme al equipo de aventuras. Madre aceptó, excepto que…”.

“¿Excepto qué?”. Aproveché esta oportunidad para avanzar dos pasos. Sucedió justo a tiempo, pues pareció que me acerqué a ella porque estaba preocupado.

Aunque Ann no sospechó, su cabeza todavía estaba baja y su tono era abatido. “Excepto…”.

“¿Excepto qué, Su Alteza?”.

Avancé otros dos pasos. Ahora solo nos separaba el vestido de la princesa, que tenía la forma de un loto. Podía oler con debilidad la esencia en extremo refrescante de melocotón dulce, que venía de las puntas de su largo cabello. ¡En verdad era una chica idéntica a un melocotón dulce!

Ann finalmente abrió la boca para decir, “excepto que Madre ha dicho que es inaceptable que una princesa se mezcle con un montón de guerreros; así que, si quiero ir, debo tener caballeros a mi lado que me escolten. Es por eso que Madre les pidió hoy que fueran cuando estuvieron en palacio, pero, pero, escuché que no querían ir…”.

Al decir esto, Ann me miró con ojos llorosos. La desesperación brillaba en esos ojos parecidos a lagos verdes, llenos de lágrimas.

Con una sonrisa, contesté, “Sol no es así, Su Alteza. Escoltar a una princesa es el deber de un caballero. Incluso si es hasta el final de la Tierra, mientras sea en un sitio donde brille el Dios de la Luz, Sol será capaz de escoltarla hasta allí”.

“¡Entonces se lo diré a Madre de inmediato!”. Las lágrimas de Ann se convirtieron en una sonrisa. Quizá porque estaba muy entusiasmada casi se tropieza con su propio vestido. Después de que saltara hacia la puerta, giró la cabeza y sonrió mientras decía, “ansío mucho salir en esta aventura con usted, Caballero Sol”.

Yo sonreí mientras agitaba la mano. “¡Yo también lo ansío mucho! Linda princesa Ann”.

Después de que la princesa cerrara la puerta del cuarto, me giré para ver a Hoja mirándome, así que yo le devolví la mirada. Después de que nos miramos durante unos diez segundos, él se marchó en silencio a preparar nuestro equipaje.

¡Qué niño tan considerado, comprensivo y obediente!

 

 

Y ese es el proceso completo de cómo terminé en esta desolada tierra salvaje llena de mosquitos… ¡cachetada!

Gracias a Dios todavía no me había cambiado mis guantes. Puse mi mano plana y, con la otra mano, quité el espécimen fresco.

Con una expresión preocupada, Hoja preguntó “Sol, Mike y los demás todavía no han regresado. ¿Deberíamos seguirlos?”.

Arrugué el ceño, pues honestamente me daba mucha pereza seguirlos, pero también estaba preocupado de que en verdad se hayan encontrado con un problema. Después de pensarlo, simplemente decidí utilizar mi habilidad de sentir elementos para buscarlos… ¿Qué? ¿Dices que te has olvidado de esa habilidad?

De acuerdo, ha pasado un tiempo desde la última vez que utilicé estaba habilidad así que la explicaré de nuevo. No la olvides otra vez.

Este mundo está lleno de toda clase de elementos. No importa si es el bosque, la ciudad, la humanidad o inclusive las criaturas no-muertas, todo tiene un elemento. Hablando generalmente, todo contiene una variedad de diferentes elementos. Solo bajo ciertas circunstancias un objeto tendrá una cantidad anormalmente alta de un elemento en particular.

Por ejemplo, criaturas no-muertas tienen un elemento “oscuro” excesivamente fuerte. En cambio, como el Caballero Sol yo tengo un elemento “sagrado” muy fuerte, también conocido como elemento “luz”. Ya que el elemento sagrado puede controlar el elemento oscuro, mi mera existencia resulta odiosa para las criaturas no-muertas. Para ellos, todo –desde mi cabello hasta las uñas de mis pies– es veneno fatal.

Yo nací con esta habilidad para sentir elementos. Esta capacidad es rara y puede considerarse un don, porque, aunque puede aprenderse, así no genera buenos resultados. Esta habilidad para sentir elementos me permite percibir qué tipo de elementos tienen las otras personas y, de esos elementos, puedo determinar sus profesiones. Aquellos con un fuerte elemento sagrado deben ser clérigos del Dios de la Luz o caballeros sagrados.

Los guerreros suelen tener una mayor cantidad de elementos de fuego y viento, pero solo un poco. Si se comparan a magos que se especializan en magia de fuego o viento, en realidad no tienen una gran cantidad, así que son fáciles de identificar.

Los guerreros que prefieren la fuerza por lo general tienen el elemento fuego, mientras que aquellos que prefieren la velocidad tienen más elemento viento. En cuanto al Hijo del Dios de la Guerra, es bastante impresionante. Tanto su elemento de fuego y viento son tan altos que es alarmante. Son casi tan altos como los de un mago… ¿qué? ¿Dices que ya recuerdas mi habilidad? ¿Y que incluso recuerdas que mi maestro me ordenó no usar esta habilidad delante de otras personas?

¡Ejem! No importa, el único que está conmigo es Hoja y él es una buena persona, ¡así que está bien!

Extendí mi habilidad…

“¡Ah! Han regresado”, dijo Hoja con suavidad.

No había visto a nadie, pero, como arquero, la visión y el oído de Hoja están muy desarrollados, así que si él dice que regresaron, entonces regresaron.

Cuando atraje de nuevo mi habilidad, por accidente descubrí que había algo con elemento oscuro no muy lejos de nosotros.

¿Acaso es una criatura no-muerta? Estaba un poco preocupado. Si tenía razón, entonces, como el Caballero Sol que detesta a las criaturas no-muertas, tendría que irla a perseguir y destruirla. Espera, ¿esta cosa con elemento oscuro está justo al lado de algo con elemento sagrado?

¿Qué situación es esta? Generalmente hablando, estos elementos no pueden estar juntos… Ahora estaba mucho más incómodo.

“¿Sol, Sol?”, gritó Hoja repetidamente. Miró a la dirección a la que yo estaba viendo y me preguntó con duda, “¿por qué miras hacia allá? ¿Hay algo detrás de nosotros?”.

Me quedé callado un rato antes de sonreír y decir, “Hermano Hoja, el Dios de la Luz una vez nos enseñó a través de viejas lecturas que siempre debemos recordar qué hay detrás de nosotros, porque puede haber oscuridad olvidada que necesite ser iluminada”.

Ahora era el turno de Hoja de guardar silencio. Me parece que él no entendió lo que significaban mis palabras, porque ni yo mismo las entendí.

Fue en ese momento que escuché el ruido que indicaba el regreso del Hijo del Dios de la Guerra y los otros, así que retomé lo “que todo el continente sabe” del Caballero Sol, la manera en la que el Caballero Sol debe hablar del Dios de la Luz en cada tres oraciones. También, convenientemente distraje a Hoja.

En cuanto al elemento oscuro que acabo de sentir… Como dije antes, mi maestro me ordenó una vez que no debo utilizar mi habilidad para sentir elementos delante de otras personas. Ya que se supone que no debo usarla, entonces no sabría que existe algo con elemento oscuro en un sitio cercano a nosotros; y ya que no lo sabría, ¡por supuesto que no tendría que ir a perseguirlo!

“Mike, princesa Ann, Austin, han regresado, ¿eh?”. Hoja decidió rendirse y dejar de buscarle el significado a mis palabras. En lugar de eso, él saludó con calidez a las tres personas que habían regresado.

¡Golpe!

Salté en sorpresa, ladeé la cabeza para mirar y descubrí el cadáver de un animal, que estaba en el suelo. El cuerpo era como del tamaño de un humano y una nube de polvo todavía giraba alrededor de él, así que debió ser tirado al suelo con mucha fuerza.

“¡Jajaja! Pensé que no tenías otra expresión además de tu sonrisa. ¿Así que hasta el Caballero Sol puede sorprenderse?”.

Una guerrera saltó de los arbustos al lado del camino. Se rio con fuerza, con todas sus acciones llenas de vigor. No sabía si era porque se había movido mucho o porque si se estaba riendo muy fuerte, pero su cara estaba muy roja… ¡Ann en verdad es linda!

Así es. Esta guerrera en armadura, que tiene dos hachas de una mano a su espalda, y con una supremamente alta cantidad de elemento fuego, resulta ser la joven belleza anteriormente mencionada, la princesa Ann.

Le sonreí sin que me pareciera muy ofensivo lo que acababa de decir Ann. Creo firmemente que aunque acabo de sorprenderme, lo hice de forma elegante, así que eso no debió dañar la reputación del Caballero Sol.

Además, entre las cosas que todo el continente sabe no hay nada que diga que el Caballero Sol nunca se sorprende.

Al ver mi reacción, Ann murmuró unas palabras por lo bajo, quizá algo como “qué aburrido”. Luego ella encaró a Hoja y gritó un poco enojada, “Elmy, ¿no te dije que podías llamarme Ann? Estás dispuesto a llamar a Mike por su nombre, ¿pero no me llamarás a mí por el mío?”.

“En realidad mi nombre es Elmairy, pero olvídalo; al menos Elmy es mucho mejor que Fresa1”, dijo Hoja mientras me miraba. Luego le dijo a Ann, “Lo entiendo. De ahora en adelante te llamaré Ann”.

Si consideramos sus rangos como Hijo del Dios de la Guerra y princesa, llamarlos directamente por sus nombres no es algo acorde a las normas de etiqueta, pero, como dije antes, Hoja es una buena persona así que nunca rechaza ninguna petición. Incluso cuando cambié su nombre a Fresa y usé el término para dirigirme a él durante tres años, todavía me respondía al llamarlo.

En ese momento, Hoja de repente gritó alarmado. “Austin, ¿estás herido?”.

El Hijo del Dios de la Guerra, Mike, y su warpriest salieron de los arbustos. El warpriest, que nos llevaba unos años, era el Austin del que hablaba Hoja. Solo la mitad de su manga estaba intacta y estaba llena de sangre.

“¡Déjame curarte!” dijo Hoja mientras caminaba hacia él para ayudarlo y lanzaba un hechizo de Curación Menor.

Con una sonrisa dije, “Hermano Hoja, Sol teme que el resplandor del Dios de la Luz que su hermano utilizó no es suficiente, o de lo contrario el Hermano Austin se habría curado a sí mismo bajo la preocupación gentil del Dios de la Guerra”.

Al escuchar mis palabras, Hoja se detuvo un momento antes de que la comprensión le llegara. “Ah… tienes razón.  Si un hechizo de Curación Menor fuese suficiente, Austin habría curado sus heridas y no regresaría con ellas”.

Después de que terminara de hablar, se giró a Austin y le preguntó preocupado, “Austin, ¿tus heridas son muy serias? ¿Tus huesos se fracturaron o rompieron? Si es solo una fractura una Curación Moderada sería suficiente; pero, si están rotos, entonces necesitaremos que Sol utilice una Curación Avanzada”.

Austin agitó la cabeza y suspiró. “Me temo que está roto. Fui muy descuidado, me olvidé de permanecer con mis compañeros cuando vi unas hierbas raras. Terminé siendo atacado por este animal en el suelo. Estaba muy lejos de Mike y Ann, así que no fueron lo bastante rápidos para prevenir esto”.

En serio está roto… debí quedarme con la boca cerrada, pero incluso si no les hubiese recordado todavía sería mi responsabilidad curarlo, porque es muy agotador para Hoja usar una Curación Avanzada.

Aunque también es muy agotador para mí, porque tengo que decir un montón de palabras alabando al Dios de la Luz.

Espera, ¿por qué el warpriest no estaba usando un hechizo en sí mismo?

Me gustaría decirle que se cure a sí mismo, pero lo cierto es que los warpriests no son muy buenos en hechizos de curación. Hasta podría decirse que sus hechizos de curación son peores que los de un caballero sagrado. Por supuesto, me refiero a un caballero sagrado normal. No me tomes en cuenta. Si yo fuera la norma, entonces hasta un clérigo del Dios de la Luz sería peor que un “caballero sagrado”.

Esto tiene mucho que ver con el dios en el que creas. La sanación es considerada magia sagrada. Clérigos que creen en el Dios de la Luz y caballeros sagrados que están completamente cubiertos de “luz” la tienen más fácil que otros creyentes a la hora de usar hechizos de curación.

Además del dios en el que creen, su especialización también es diferente. Porque el Dios de la Guerra tiene a las personas fuertes en alta estima, los warpriest se especializan en magia que fortalece a sus guerreros. El hechizo de Alas de Dios y el Escudo de Luz que usé antes pertenecen a ese tipo de magia.

Mi mente continuó pensando en esto mientras soltaba un montón de palabrerías alabando al Dios de la Luz. “El amor gentil del Dios de la Luz permite que todos Sus hijos vivan en calidez y afecto, además aleja el dolor y pena de Sus hijos. ¡Ah! ¡Dios de la Luz! Ahora tus hijos necesitan tu resplandor. ¡Por favor transmite tu benevolencia a esta tierra y regálales a tus hijos una Curación Avanzada!”.

Un rayo de luz blanca envolvió la mano de Austin antes de desaparecer en un santiamén.

“Completamente curado. Muchas gracias, Caballero Sol”. Austin movió la mano, a la vez que su expresión pasaba al asombro mientras me agradecía con entusiasmo.

En eso, Mike resopló y dijo con frialdad, “El famoso Caballero Sol que es extremadamente poderoso en magia sagrada no es tan fuerte como creí; habla demasiada porquería solo para realizar un mero hechizo de curación”.

No mostré mucha reacción a sus palabras y solo continué sonriendo. Acababa de decir tantas palabrerías alabando al Dios de la Luz, ¡tantas que prefiero ignorar su desdén en lugar de decir una sola palabra más!

Con una sonrisa, Ann dijo, “Con el Hijo del Dios de la Guerra, yo, el warpriest más joven del Monasterio del Dios de la Guerra y dos de los Doce Caballeros Sagrados –uno un arquero y el otro un clérigo del Dios de la Luz… ¡Vaya! ¿A lo mejor este equipo de aventuras es lo bastante bueno como para matar un dragón?”.

¡Soy un caballero sagrado!

Con una débil sonrisa, Hoja dijo, “esto… este… Estamos aquí para salvar a la princesa Alice. Ann, ¿no se te habrá olvidado? ¿No era que estabas preocupada por tu hermana mayor?”.

Ann pareció sorprendida. Ella exclamó con rapidez, “claro que estoy preocupada por mi hermana mayor. Solo estaba bromeando. Eres muy serio, Elmy”.

“Ya veo. Lo siento”, dijo Hoja con una pequeña risa a la vez que se rascaba la nuca.

Yo arrugué la frente. Ayer en la noche Ann pareció muy preocupada por su hermana mayor, pero hoy se está comportando de esta forma. ¿Qué pasa aquí?

“Muy bien, avancemos. Hoy tenemos que alcanzar la orilla del lago como lo planeamos”, dijo Austin y todos asintieron de acuerdo. Como el mayor, él como que daba la impresión de un capitán confiable. Aunque no parecía tan mayor, lo más probable es que tuviera treinta-y-tantos años. En este grupo de veinti-tantos-años, él tenía el privilegio de ser nuestro superior, con su ventaja de diez años.

Como nos habíamos retrasado tanto, Mike y Austin decidieron que no dormiríamos esta noche y que continuaríamos por dos días seguidos.

Espera, espera un minuto. ¿Continuar por dos días seguidos? Mi cara se arrugó un poco.

Hoja me miró antes de sugerir con rapidez, “tal vez sea mejor que durmamos un poco. Después de todo, necesitamos tener energía para tener suficiente potencia para el viaje”.

“Montar campamentos toma mucho tiempo. Ya estamos demasiado retrasados”, dijo Mike con impaciencia. “Son solo dos días. ¡Eso no es nada para nosotros!”.

Hoja pensó en esto un poco antes de decir con cuidado, “pero Ann es una chica y Austin es un warpriest. Puede que no tengan suficiente potencia para durar dos días”.

Al escuchar esto, Ann de inmediato empezó a arrugar la frente. Mike resopló con frialdad y miró a Hoja como si fuera un niño ignorante. “¿Y qué si es una chica? Ann es una de las mejores guerreras del Monasterio del Dios de la Guerra. Su potencia definitivamente no está por debajo de la tuya. ¿Acaso crees que yo aceptaría traer equipaje inútil?”.

Austin también sonrió engreído mientras decía, “Elmairy, no tienes que preocuparte por este sacerdote. Normalmente también entreno mi cuerpo, así que dos días no son un problema”.

“Ah…”. Hoja me dirigió varias miradas, pero él se resignó al final porque era una buena persona y no podía rechazar ninguna petición.

Yo no podía abrir la boca para rehusarme. Ya que la chica y el clérigo dijeron que estaba bien, ¿cómo podía decir yo, un caballero sagrado, que no podría hacerlo, que no podría viajar por dos días seguidos?

Bajo la decisión de la mayoría, donde la minoría no podía rehusarse al compromiso, empezamos a avanzar como si nuestras vidas dependieran de ello. Aunque no estábamos corriendo, las piernas de todos parecían ser mucho más largas que las mías. Cada paso de ellos parecía ser cinco veces más grande que el de una persona normal, y sus zancadas eran tan rápidas que se parecían mucho a las de una persona corriendo.

¡Esto me está matando! Solo llevaba armadura ligera, ¡pero incluso ésa pesaba más de diez kilogramos! Y eso sin tomar en cuenta el peso de nuestro equipaje.

Corrimos de la mañana hasta el mediodía, comimos con rapidez unas cuantas tiras de carne y un poco de pan, tomamos unas cuantas bocanadas de aire antes de correr toda la tarde, nos detuvimos a comer algo para la cena, hicimos la digestión y empezamos a correr de nuevo… Después de un día entero así, mi sudor se pegaba a toda la camisa, el viento secaba la camisa y luego el sudor la empapaba otra vez. Este proceso se repitió incontables veces. Me dio la impresión de que había sudado lo mismo que en un año entero.

Para ese entonces ya me había quedado muy atrás del resto del equipo. Hoja disminuyó lentamente sus pasos para ir hombro con hombro conmigo. Con una expresión preocupada en su rostro, Hoja preguntó en voz baja, “Sol, ¿estás bien?”.

Con soplidos pesados –no había nada en mi cuerpo que no me doliera–, logré soltar una respuesta entre mis dientes apretados. “No”.

Al escuchar mis palabras, Hoja de nuevo tomó nota de mi triste condición. Entonces suspiró suavemente mientras sugería, “Entonces déjame cargarte. Puedes dormir un poco en mi espalda y seguir corriendo después”.

“Hoja…”. Lo tomé de las manos con emoción desbordada. Conmovido, dije, “Aunque sea de noche en este momento y el Dios de la Luz no es testigo, ¡todavía eres una buena persona!”.

Con una risa indefensa, Hoja se acuclilló delante de mí y se convirtió en una cama cómoda… ¡No! Quiero decir que él me dio la espalda y dijo, “Sube”.

Con miedo a que cambiara de opinión, de inmediato me lancé a su espalda y busqué una posición cómoda. Esto no fue fácil porque Hoja era muy flaco. Sin importar cuánto lo intentara, no era tan cómodo como mi cama.

Después, Hoja empezó a correr. Para alcanzar al resto del equipo corrió muy rápido, así que los saltos fueron muy malos. Esto no me gustó, pero tenía miedo de enojar a una persona tan buena como Hoja si me quejaba, ¡así que decidí controlarme!

Cuando Hoja alcanzó al equipo, los otros tres nos miraron y reaccionaron de manera muy similar. Primero estuvieron muy sorprendidos, como si no pudieran creer lo que veían sus ojos; luego me miraron de forma desdeñosa antes de darle miradas compasivas a Hoja.

“Él…” empezó a decir Ann con asombro.

Hoja en verdad interrumpió a la fuerza sus consultas y dijo, “deberíamos continuar o de lo contrario avanzar durante la noche no tendría sentido”.

Se callaron un rato y me miraron quién sabe cuántas veces mientras tanto, con sus miradas llenas más que nada de menosprecio.

Todos estaban corriendo pero yo necesitaba que alguien me cargara. Esto era un poco vergonzoso para mí, pero ¡si tuviera que bajarme y correr sin parar me moriría del agotamiento! ¡Prefiero morir de la vergüenza!

Además, nadie dijo que al Caballero Sol se le conoce por correr o que el Caballero Sol no puede dejar que alguien más lo cargue.

“Muy bien, nos vamos”, dijo Mike, riendo con frialdad. “Pero tienes que estar fuerte. Si no puedes hacerlo, ninguno de nosotros te va a ayudar a cargar a ‘esa cosa’”.

Parecía que Mike no podía creer que Hoja pudiera correr un día entero mientras me cargaba, pero estaba equivocado. Aunque los guerreros como él sí que tienen un poder ofensivo muy fuerte, ¡si hablamos de resistencia ninguna clase puede compararse a un caballero sagrado!

¿Qué? ¿Entonces qué hay de mí?

¡Ejem! Los caballeros sagrados están divididos en dos tipos. Yo soy del tipo que no es tan bueno con la resistencia, pero mi capacidad para mantener luz sagrada no puede ser rivalizada por nadie. Ni siquiera ese viejo Papa puede compararse a mí… no, ¡no tienes permiso a llamarme un clérigo! ¡Soy un caballero sagrado!

Como sea, lo que siguió después fue una maratón súper aburrida. Creo que nadie quiere escucharme relatar esta parte y ni siquiera puedo hacerlo porque de todas formas dormí durante 24 horas.

No podía evitarlo. Hoja dijo que cuando me despertara tendría que bajarme y correr, así que hice mi mejor esfuerzo para dormir por 24 horas seguidas. Dormí hasta que me dolió el cuerpo. En verdad fue agotador.

Cuando desperté, el equipo ya había alcanzado la orilla del lago y había comenzado a preparar el campamento.

 

[Caballero Sol Volumen 3 Capítulo 2 Fin]

 

Notas:

1 “…al menos Elmy es mucho mejor que Fresa”. Sol tiene la costumbre de llamar por apodos a sus caballeros sagrados. El nombre de Hoja al final (Elmairy) suena en inglés parecido a fresa (Strawberry). De ahí el comentario de Hoja.

  1. linpha

    muchas gracias los(as) amo, me río demasiado con esta novela c: así que les agradezco de corazón que la traduzcan, si no fuera por uds. estaría lamentándome no poder leer las novelas de Yu Wo, besos y abrazos enormes

Leave a Reply